Que hacer y ver en Madeira

Un paraíso tropical europeo que se encuentra frente a la costa de África y un destino turístico muy subestimado, el idílico archipiélago volcánico portugués de Madeira, que es mucho más que la casa de Cristiano Ronaldo, no seguirá siendo una joya escondida durante mucho más tiempo.

Con un clima subtropical con temperaturas cálidas durante todo el año, exuberantes selvas tropicales llenas de Levadas artificiales (sistemas de acueductos perfectos para practicar senderismo), increíbles playas de arena dorada y negra; y algunas bodegas verdaderamente inigualables (y Pancha, si buscas algo más fuerte), este oasis en la isla puede ofrecer aventura, cultura e historia en abundancia.

Con una variedad de cosas maravillosas y únicas para hacer en Madeira, cuando termines esta lista, ¡estarás ansioso por reservar tus vacaciones en la isla!

1 – Caminata por el sendero Vereda do Areeiro

Vereda do Areeiro en Madeira

No negociable para los excursionistas que aman los desafíos, el popular y hermoso sendero Vereda do Areeiro serpentea unos 7,4 km (normalmente se tarda 3,5 horas en completarse) entre Pico Ruivo y Pico do Arieiro, los dos puntos más altos de toda la isla volcánica, que cubre túneles, pendientes empinadas y escaleras construidas en la pared rocosa que parecen subir directamente al cielo.

Con picos que se elevan por encima de las nubes hasta 1861 metros, en días despejados puedes disfrutar de impresionantes vistas de los picos y pueblos que se encuentran debajo, observando varias especies endémicas de aves y vida silvestre en el camino.

Sugerencia: si bien siempre puedes recorrerlo tú mismo, considera unirte a un recorrido al amanecer que incluye recogida y devolución en el hotel.

2 – ¡Ve a ver delfines!

avistamiento de delfines en Madeira

Los delfines mulares articulados y amigables son una de las características más cautivadoras de Madeira, por lo que tiene mucho sentido por qué varias compañías turísticas ofrecen viajes en bote para observar delfines que parten del área principal de Funchal para encontrar estas majestuosas criaturas en su hábitat natural, ya sea a través de un catamarán de lujo o lancha rápida de alto octanaje (según el tamaño de su grupo).

Independientemente del barco que elija, recuerde: si bien los delfines se pueden ver durante todo el año, los avistamientos son más frecuentes entre mayo y septiembre, que también es la temporada alta para avistamiento de ballenas ¡así como!

3 – Visita los lugares principales con un autobús turístico

excursiones en autobús en Madeira

Una excelente manera de descubrir los puntos de acceso del centro de la ciudad de Madeira y las muchas maravillas naturales fuera de los caminos trillados, los recorridos en autobús con paradas libres son una solución de bajo coste para las personas que desean marcar todas las atracciones principales de Funchal sin poner en demasiado trabajo de campo.

Con rutas en bucle que se ofrecen en múltiples áreas de la isla, puedes simplemente sentarte y relajarte en la cubierta superior y disfrutar de la narración de audio mientras pasa por el Museo del Vino y el paseo marítimo de Doca do Cavacas en el Circuito Turístico de Funchal; el Casino y Mercado Lavradores en el Circuito Cámara de Lobos; o el famoso Skywalk de 580 metros de altura en la ruta de la Cámara de Lobos.

Si el tiempo es esencial, un recorrido en autobús es una de las mejores cosas que deberías hacer en Madeira.

4 – Detente a oler las rosas en el Jardín Botánico de Madeira

Jardín Botánico de Madeira

Un paraíso verde exuberante en el corazón de Funchal, el Jardín Botánico de Madeira es un oasis de paz que es perfecto para escapar del ajetreo y el bullicio de los principales lugares turísticos.

Con más de dos mil especies nativas y coloridas diferentes de todo el mundo, repartidas en 35.000 metros cuadrados, el jardín es un paraíso para los amantes de las plantas y aquellos que simplemente disfrutan de la tranquilidad del entorno.

Consejo importante: si buscas unas vistas inmejorables, da un paseo en el Teleférico del Jardín Botánico hasta el pueblo de Monte. El viaje de ida y vuelta de 15 minutos presenta un paisaje impresionante de la bahía de Funchal, el río João Gomes y los vibrantes jardines.

5 – Sal de la ciudad con un tour en jeep 4X4

excursiones en jeep en Madeira

Una excelente manera de experimentar los cambios dramáticos en el terreno a medida que te mueves de un rincón de la isla de Madeira a otro, los recorridos en jeep son una opción emocionante y aventurera para aquellos que desean una actividad turística de Funchal verdaderamente única y emocionante.

Ofreciendo aventuras todoterreno y viajes de medio día más convencionales en carreteras selladas a lo largo de hermosas áreas costeras fuera de Funchal, los recorridos en jeep generalmente incluyen recogida y devolución en el hotel, una guía bilingüe para brindar información sobre el espectacular paisaje por el que pasará en ruta, así como paradas en bodegas, Skywalk, 25 Fountains Levada Walk, etc, según el recorrido que elijas.

6 – Date un chapuzón en las piscinas volcánicas de Porto Moniz

Piscinas de Porto Moniz, Madeira

Para los amantes de la naturaleza, Porto Moniz es una tranquila ciudad costera en el extremo noroeste de la isla de Madeira que alberga uno de los fenómenos naturales más impresionantes de Europa: las piscinas volcánicas.

Con aguas tranquilas y claras que contrastan perfectamente con el mar salvaje al otro lado de la pared, las piscinas naturales de agua salada ofrecen una oportunidad para que los viajeros cansados se relajen y rejuvenezcan mientras disfrutan de las relajantes vistas del Atlántico.

7 – Explora el casco histórico de Funchal con un recorrido a pie

excursiones a pie en Madeira

Si bien no hay nada de malo en un viaje turístico en coche, las coloridas calles adoquinadas y los acogedores callejones del casco antiguo de Funchal (también conocida como Zona Velha) se exploran mejor a pie para obtener el efecto completo.

A pesar de que cada día ofrece algo ligeramente diferente según lo que esté sucediendo en la ciudad y sus alrededores, la mayoría de los recorridos a pie harán paradas en el mercado de los granjeros, el Monasterio de Santa Clara de 500 años de antigüedad, la Iglesia de San Pedro de paredes blancas (conocida por su campanario de azulejos de colores) y, si tienes sed, en una bodega o dos.

Nota: si te unes a un tour gratuito, asegúrate de dejar una propina si consideras que vale la pena.

8 – Descenso en rápel por los acantilados en un viaje de barranquismo

barranquismo en Madeira

Una actividad estimulante y desafiante reservada para aquellos en forma y los valientes, el barranquismo en lugares como Ribiera das Calas, Ribiero Frio (río frío) o los acantilados de 15 metros de altura sobre Ribeira do Cidrão en el Valle de las Monjas son una experiencia única en la vida.

Una combinación de senderismo, natación y escalada con cascadas en el camino, este deporte acelerado es una excelente opción para los adictos a la adrenalina que buscan explorar el terreno natural de Madeira en su forma más cruda.

9 – Caminata hasta la cima del Pico Ruivo antes del amanecer

Pico Ruivo, Madeira

La caminata más emblemática de la isla de Madeira, una caminata al amanecer hasta la cima del Pico Ruivo es una experiencia inolvidable que seguramente iluminará cualquier fuente de redes sociales.

Esta desafiante caminata lleva alrededor de 90 minutos, comienza en Santana (aproximadamente a una hora en coche desde Funchal) y requiere un nivel de condición física decente al pasar por túneles, a lo largo de caminos estrechos y secciones empinadas ocasionales. Pero, cuando veas los primeros rayos de luz cuando se elevan sobre la bahía de Funchal desde lo que oficialmente es el punto más alto de la isla, 1861 metros.

10 – ¡Regístrate para un paseo en Trineos de Monte!

Monte Trineo en Madeira

Olvídate de los taxis y autobuses. ¿Por qué no deslizarse por las calles de Monte en el medio de transporte más famoso disponible: los trineos? Parecidos a una cesta de mimbre mezclada con un carrito de compras, los trineos de Monte tienen tanto que ver con el turismo como con una aventura.

Durante unos 10 minutos y dos kilómetros, dos conductores amistosos empujarán y conducirán el trineo por una serie de calles sinuosas por Monte: es de alta velocidad, único y una de las cosas por excelencia que tienes que hacer en Madeira.

11 – Haz una excursión de un día a la impresionante isla de Porto Santo

Excursión de un día a la isla de Porto Santo desde Madeira

Porto Santo, la isla hermana más pequeña pero no menos hermosa que Madeira, alberga extensas playas doradas, contrastantes aguas turquesas y uno de los campos de golf más estéticos del mundo.

Aproximadamente a 2 horas y 30 minutos en barco por el puerto de Funchal (¡o un corto viaje en avión, si reservas un transporte en hidroavión!), Esta tranquila isla ofrece algunas vistas increíblemente pintorescas que se disfrutan mejor a pie.

Si bien no hay escasez de actividades en la isla: la Casa Museo de Cristóbal Colón, el mirador de Pedreira, el surf de remo y una playa de arena dorada de 9 km de largo, es la increíble pared rocosa del Pico de Ana Ferreira de 10 metros de altura la que roba el espectáculo.

12 – Mira por el mirador de Cabo Girão

Mirador Cable Girão, Madeira

Una vez que hayas visto un punto de vista, los habrás visto todos, ¿verdad? ¡Incorrecto! La vista del acantilado de Cabo Girão en Madeira se lleva la palma no solo por ser increíblemente pintoresca (y sorprendentemente popular) sino también por ofrecer una experiencia inigualable. ¿Por qué? Porque, como el segundo acantilado más alto del mundo, arroja una sorprendente caída de 500 metros desde la pasarela con piso de vidrio hacia las aguas azules que se encuentran debajo.

Si bien la región es popular para los excursionistas, la mayoría de los turistas prefieren marcar Cabo Girão como parte de una excursión de medio día explorando la zona en un 4×4 o un VW de la vieja escuela.

13 – Comienza tu día en el Museo CR7

Museo CR7, Madeira

Tanto si eres aficionado al fútbol como si no, no se puede negar que Portugal es uno de los líderes mundiales en la producción de jugadores de categoría A; bueno, me viene a la mente uno en particular: Cristiano Ronaldo.

En el Museo CR7, en el área principal de Funchal, los visitantes apasionados por los deportes pueden navegar a través de fotografías icónicas de su carrera, ver videos destacados y escuchar su historia, y hacerse un selfie con una réplica de una estatua de cera.

Lleno de recuerdos, el museo también exhibe los trofeos de Ronaldo (que ganó en Nacional, Sporting, Manchester United y Real Madrid), Balones de Oro y Botas de Oro.

¿Todavía anhelas más acción de Ronaldo? Desde que el famoso delantero creció en Madeira, existe una gran variedad de visitas turísticas de Cristiano Ronaldo, donde vivía, jugaba al fútbol y pasaba el rato, etc.

14 – Camina por el impresionante sendero de las 25 fuentes en Rabaçal

Sendero de las 25 fuentes, Madeira

Las rutas de senderismo en Madeira están llenas de impresionantes cascadas y exuberante vegetación, pero ninguna ofrece una experiencia tan sensorial como la ruta de las 25 fuentes de Rabaçal.

Comenzando en Rabaçal, y llevando aproximadamente 4 horas y 30 minutos de caminata, el circuito de aproximadamente 11 km está lleno de vistas y sonidos impresionantes: lagunas naturales, bosques de laurisilva, flora y fauna endémicas y, por supuesto, las 25 fuentes de agua que puedes contar a lo largo del camino.

Sugerencia: la mejor manera de explorar el bosque de laurisilva, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es con un guía local. De esta manera, te recogerán de tu hotel y aprenderás todo sobre el paisaje mientras paseas por él.

15 – Paseo por el Valle de las Monjas

Valle de las Monjas, Madeira

Escondido en el cráter de un volcán extinto, a unos 25 minutos en coche de Funchal, el Valle de las Monjas (Curral das Freiras) es un pueblo digno de una postal, como sándwich entre dos imponentes montañas casi idénticas.

En la desembocadura del valle, se encuentra el Convento de Santa Clara del siglo XVI, construido como refugio de piratas. En estos días, no encontrarás muchas monjas, pero hay muchos puestos de souvenirs, restaurantes (Sabores do Curral) y excelentes vistas para apreciar.

Si estás preparado para una caminata decente, bájate en el mirador de Eira do Serrado y luego camina hacia la ciudad.

16 – Paseo por los acantilados de Ponta de São Lourenço

Acantilados de Ponta de São Lourenço, Madeira

Bordeando el agua como el punto más oriental de la isla, la larga y delgada península de Ponta de São Lourenço, con sus rocas irregulares y llamativos contrastes de color, es una visita obligada en Madeira.

En el área, encontrarás senderos populares para caminar (simplemente no te acerques demasiado al borde), un faro, una gran cantidad de lagartos de Madeira, aves únicas y vida silvestre amigable, y una cafetería al final para cargar las pilas.

La caminata principal, Vereda da Ponta de São Lourenço, dura aproximadamente dos horas y media (aunque puedes coger una barca hasta el final si lo prefieres), pero la oportunidad de bucear en el puerto de Sardinha al final hace que valga la pena.

17 – Admira la estatua de Cristo Rey en Garajau

Estatua de Cristo Rey en Garajau, Madeira

Con vistas al agua en el mirador de Ponta do Garajau desde 1927 (aunque de 15 metros de altura, no tan alto como su contraparte en Río de Janeiro) la estatua de Cristo Rey, y simplemente el mirador en sí, es una necesidad verlo en el sur de Madeira, a unos 20 minutos de Funchal en coche.

Después de hacerte un par de selfies en la impresionante estructura, súbete al teleférico hasta la playa de Garajau y disfruta del sol.

Direcciones en Google Maps

18 – Visita las casas tradicionales de Santana

Casas Santana, Madeira

Santana, una pequeña y encantadora parroquia en el norte de Madeira llena de huertos de manzanos, perales y cerezos, tiene una historia fascinante por descubrir.

Lo primero que notarás de Santana son sus inusuales casas de techo triangular: tradicionalmente pintadas de rojo y blanco con vigas de madera de color marrón oscuro, las casas de piedra realmente son algo extraordinario.

Por sí solas, las casas en forma de A son encantadoras, sin embargo, para la experiencia más memorable, considera elegir una excursión de un día completo por el norte que incluye visitas a lugares como Pico Arieiro y el bosque Laurissilva.

19 – Retrocede en el tiempo en el Museo de Historia Natural

Museo de Historia Natural, Madeira

Ubicado en el interior del Palacio de São Pedro en Funchal (un gran ejemplo de la arquitectura civil portuguesa), el Museo de Historia Natural de Madeira es una joya cultural que bien merece una visita: como el museo más antiguo del archipiélago de Madeira, su reputación lo precede.

El museo tiene más de 41000 piezas y artefactos de todo el mundo, desde conchas hasta minerales, pájaros disecados, pinturas locales y miles de especies animales diferentes.

Antes de partir, asegúrate de echar un vistazo al Jardín de Plantas Aromáticas y Medicinales de 560 metros cuadrados, donde decenas de plantas medicinales, nativas y aromáticas crean una experiencia similar a la de la jungla.

Direcciones en Google Maps

20 – ¡Ve a bucear!

buceo en Madeira

Para los buceadores, Madeira es una meca, y es fácil ver por qué. Las aguas cálidas (normalmente por encima de los 20 grados centígrados) hacen que la isla sea perfecta para practicar snorkel o buceo entre febrero y noviembre, y hay cientos de sitios para explorar en tus próximas vacaciones de buceo.

Está Ponta de São Lourenço, que cuenta con encuentros marinos que incluyen delfines y mantarrayas; las costas de la isla de Porto Santo, otro favorito para la observación de la vida marina; Quinta do Lorde, donde los novatos pueden inscribirse en una experiencia de gravedad cero (un «buceo de prueba»), ¡e incluso en la comodidad del acuario de Madeira!

No importa tu nivel de experiencia, hay una inmersión posible para todos en esta isla paradisíaca.

21 – Sumérgete en la naturaleza del Parque Natural Queimadas

Parque Natural Burns, Madeira

A unos 45 minutos en coche de Funchal, el Parque Natural de Queimadas en el norte de la isla, con su densa vegetación, envuelve bosques e impresionantes formaciones de roca volcánica, promete un gran día al aire libre para todas las edades.

Como era de esperar, este exuberante parque ofrece algunas de las mejores rutas de senderismo de Madeira, incluida la caminata Levada do Caldeirão Verde de 4 horas y 11,7 km, que ofrece vistas espectaculares sobre el pueblo de São Jorge.

22 – Conduce por la ruta costera escénica VE2

Ruta costera VE2, Madeira

Conectando el norte de la isla con el noroeste cerca de Porto Moniz, la carretera costera VE2 es una de las rutas de conducción más espectaculares de Europa, y serpentea a lo largo de acantilados con nada más que aguas brillantes e imponentes paredes rocosas hasta donde alcanza la vista.

Si puedes asegurarte un descapotable, enciende ese estéreo, deja que el viento corra por tu cabello y simplemente disfruta de la vista.

Direcciones en Google Maps

23 – Regístrate para una lección de surf

surfeando en Madeira

Si alguna vez has querido probar el surf, Madeira es el lugar perfecto. No solo hay un puñado de lugares principales para surfear en la isla, como Porto da Cruz y Jardim Do Mar, que ofrecen calas tranquilas para que los principiantes aprendan su oficio sin demasiadas olas chocando contra ellos, sino que tampoco faltan los lugareños amigables. encantado de mostrarte las cuerdas.

¿Buscas algo un poco más grande? Pues entonces considera los lugares de moda como Ponta Pequena, Paul do Mar y Fajã da Ovelha, todos excelentes para los más experimentados.

24 – Paseo por el Jardín Tropical Monte Palace

Jardín Tropical Monte Palace, Madeira

Un extenso jardín tropical de 70000 metros cuadrados lleno de más de 100000 especies de plantas de todo el mundo, el Jardín Tropical Monte Palace ofrece una visión única de la flora y fauna exóticas.

Y aunque no es tan llamativo como otras atracciones de Madeira, lo que encontrarás aquí es un espacio tranquilo y apacible para admirar la belleza de las plantas y las flores en un entorno alejado del ajetreo y el bullicio del exterior, y tomar una taza de café barata de la cafetería del hotel mientras lo haces.

Sugerencia: se accede mejor al jardín subiéndose al teleférico (desplázate hacia abajo hasta el n° 28).

25 – Camina detrás de una cascada en el sendero Levada Nova

Sendero Levada Nova, Madeira

Un paseo relativamente fácil (e impresionante), el sendero Levada Nova cerca de Ponta do Sol lo lleva en un viaje a través de paisajes impresionantes y lugares históricos, pasando por los pueblos de Ribeira Brava y a través de granjas de caña de azúcar y propiedades antiguas.

Si bien cada recorrido y caminata difieren ligeramente, puedes esperar caminar cerca de seis kilómetros en el transcurso de aproximadamente dos horas.

Para cualquiera que busque una caminata más desafiante, el sendero Levada do Moinho a Levada Nova tiene 13,5 kilómetros de largo y una prueba de resistencia digna.

26 – Vuela sobre Funchal con una aventura en parapente

parapente en Madeira

Si estás buscando un subidón de adrenalina, no busques más que una aventura en parapente sobre la escarpada costa de Madeira.

Con ubicaciones alrededor de la isla en lugares como Funchal, Arco da Calheta y Porto Moniz, las compañías de aventuras ofrecen equipos de primera línea y un guía experimentado que se encargará de todos los controles; para ti, todo se trata de acompañar para el paseo y sumergirte en esa impresionante vista de pájaro.

27 – Hazte culto en el Museo de Arte Contemporáneo

Museo de Arte Contemporáneo, Madeira

Para una nueva versión de la experiencia de los museos de arte tradicionales, dirígete al galardonado museo de arte contemporáneo de Madeira. A unos 30 minutos de Funchal, la atracción turística subestimada ofrece una visión fascinante de los artistas portugueses de hoy en día, con colecciones que abarcan desde la década de 1960 hasta la de 2020.

Sugerencia: dado que el museo también alberga una variedad de actuaciones musicales, obras de teatro y conferencias, consulta el sitio web antes de visitarlo para ver qué hay.

Direcciones en Google Maps

28 – Viaja en el famoso teleférico de Funchal

Teleférico de Funchal, Madeira

¿Pies cansados? Para evitar la larga y sinuosa caminata hasta Monte o hacia Funchal misma y al mismo tiempo maximizar las vistas del accidentado paisaje de Madeira, considera subirte a bordo del Teleférico.

Ofreciendo una transición majestuosa desde la ciudad de Funchal junto al mar a exuberantes colinas y extensas laderas verdes a medida que subes, el viaje de 3200 metros y 20 minutos es nada menos que mágico.

Pero la diversión no termina ahí; en la parte superior, visita el Jardín Tropical Monte Palace, el Museo de Piedras Semipreciosas, la Iglesia de Nuestra Señora de Monte, da un paseo por el Parque Municipal de Monte y, por supuesto, ¡no te olvides de montar en el tradicional trineo de canasta!

29 – Hazte un selfie en el mirador de Véu da Noiva

Mirador Velo de la novia, Madeira

Ubicado en Seixal, el mirador Véu da Noiva seguramente iluminará cualquier feed de Instagram, ofreciendo vistas panorámicas de la costa noroeste de Madeira y una cascada que desemboca en el océano azul.

Para llegar aquí, simplemente sigue la antigua carretera entre Seixal y São Vicente, y mientras estés en la zona, considera hacer una parada en Porto Moniz, la playa de Seixal y las piscinas naturales de Seixal.

Direcciones en Google Maps

30 – Dirígete al mirador Vereda dos Balcões

Camino del balcón, Madeira

A solo 1,4 kilómetros de ida, el sencillo pero impresionante paseo Vereda dos Balcões ofrece vistas dignas de una postal de los picos más altos de la isla.

Ubicado cerca de Ribeiro Frio, el sendero es corto y dulce y perfecto para todas las edades.

Mientras estés allí, visita el criadero de peces de Ribeiro Frio para comprar un recuerdo y mantén los ojos bien abiertos para ver algunas de los pájaros reyezuelos residentes de la isla (pequeñas con una corona de color naranja brillante).

31 – Aprende sobre la vida marina local en el acuario de Madeira

Madera de acuario

Un viaje a Madeira no estaría completo sin una visita al pequeña y único Acuario ubicado en la réplica del fuerte São João Baptista en el pueblo norteño de Porto Moniz.

Con una impresionante variedad de vida marina nativa de toda la región (algunas de las cuales también se pueden encontrar en las Azores) repartidas en 12 tanques de agua, ofrece a los visitantes jóvenes y mayores conocer de cerca y en persona a más de 90 especies diferentes, incluso puedes entrar a un tanque donde los visitantes pueden acercarse más que nunca a la fauna.

¡Para la mejor experiencia de cerca posible, regístrate para una inmersión en tanque!

32 – Admira la catedral de Funchal

Catedral de Funchal, Madeira

La imponente catedral de Funchal de finales del siglo XV, que data de la colonización inicial de la isla, se levanta en el centro de la capital de Madeira, erguida sobre los edificios circundantes.

Técnicamente llamada La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción en Sé, el edificio gótico presenta impresionantes vidrieras, piezas de carpintería dorada y pinturas en lo alto de las paredes, así como varios artefactos religiosos.

Si no quieres salirte de tu camino para verla, simplemente únete a un recorrido por la ciudad de Funchal, la mayoría de los cuales pasarán por este punto.

33 – Camina por la Levada do Caldeirão Verde

Levada do Caldeirão Verde, Madeira

Una de las cosas esenciales para hacer en Madeira para los amantes de la naturaleza, la Levada do Caldeirão Verde (canal de agua artificial) es una popular ruta de senderismo de medio día que atraviesa túneles con abundante vegetación y vistas impresionantes a lo largo del camino.

Si bien la ruta es de unos 6,25 kilómetros hasta Caldeirao Verde y otros 6,25 de vuelta, no es demasiado empinada, por lo que es una actividad perfecta para familias.

Si no tienes ganas de planificar, los recorridos privados y en grupos pequeños pueden aliviar la molestia de la experiencia.

34 – ¡Súbete a una bicicleta de montaña!

excursiones en bicicleta en Madeira

Ya sea que optes por la bicicleta de montaña (seguro que quemarás algunas calorías) o la bicicleta de tierra (perfecta para los adictos a la adrenalina), los senderos de Madeira son el lugar perfecto para que tu corazón se acelere.

Los exuberantes y verdes paisajes de la isla, desde levadas artificiales como Levada da Serra o el pico de la montaña Pico do Arieiro, son un recordatorio constante de por qué tantas personas eligen esta isla para escapar de tu estilo de vida, recibiendo más de 300 días de sol durante el año.

¿No puedes elegir por dónde empezar? ¿Por qué no cabalgar por la Laurisilva (bosque de laurisilva), una naturaleza virgen conocida por su rica biodiversidad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

35 – Déjate empapar por la cascada del ángel

Cascada del ángel, Madeira

No debes confundirte con la cascada más alta del mundo en Venezuela, la Cascata dos Anjos Madeira es una de las más famosas de Madeira, y por una buena razón. La gente local lo llama ‘el único lavado de coches gratuito en Madeira’ porque puedes conducir por la carretera ER101 (o caminar, si es lo suficientemente valiente) directamente debajo de ella.

A solo 5 minutos del Cais da Ponta do Sol (un gran mirador), es una visita obligada a lo largo de la costa suroeste de la isla.

Direcciones en Google Maps

36 – Aprende todo sobre la isla en el Madeira Story Centre

Wood Story Center

Ubicado en el corazón del casco antiguo de Funchal, el Madeira Story Centre es un museo perspicaz que, a través de una variedad de exhibiciones interactivas, se sumerge en la historia y la cultura de esta isla poco conocida, explorando su descubrimiento, la guerra con los piratas, los orígenes volcánicos, y mucho más.

Después de ver las exhibiciones, te espera un bistró con terraza, el lugar perfecto para descansar las piernas y disfrutar de una auténtica comida portuguesa.

Direcciones en Google Maps

37 – Pasea por los coloridos jardines de Palheiro

Jardines Palheiro, Madeira

Uno de los jardines más bellos de Madeira, los jardines Palheiro de 14 hectáreas (que se encuentran en lo alto de las colinas al este de Funchal) es un paraíso exuberante donde puedes pasear por fuentes y estanques, flores silvestres y más de 650 especies de plantas exóticas.

También alberga una encantadora casa de té en el llamado Ladies ‘Garden, solo una de las muchas áreas temáticas en el relajante espacio lleno de naturaleza.

38 – Mantén el equilibrio en una tabla de remo de pie

surf de remo en Madeira

Madeira es conocida por sus aguas cristalinas, lo que convierte a la isla en un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos. Una de estas actividades que son increíblemente populares en Madeira (y, francamente, está saltando el mundo en los últimos años) es el surf de remo.

Muchos operadores turísticos ofrecen sesiones de remo en grupo alrededor de la bahía de Funchal o en el mar del parque marino de Garajau, donde puedes disfrutar de las impresionantes vistas del atardecer sobre la isla. O, por supuesto, simplemente puedes alquilar tu propia tabla e ir a tu propio ritmo.

39 – Explora el Museo de Arte Sacro de Funchal

Museo de Arte Sacro de Funchal, Madeira

Escondido en el antiguo palacio episcopal del siglo XVI en el corazón de Funchal, el Museo de Arte Sacro es el hogar de una de las mejores colecciones de arte religioso de Portugal, que muestra una selección ecléctica de esculturas, joyas, ropa tradicional, pinturas y artefactos de oro y plata que datan del siglo XV.

Abierto de lunes a viernes de 10 a.M. a 5 p.M., es el lugar ideal para matar una o dos horas antes de disfrutar de un abundante almuerzo en el cercano Rei da Poncha.

40 – Entérate de la experiencia cinematográfica de Madeira

Experiencia cinematográfica de Madeira

La última incorporación a la creciente lista de atracciones de la isla, la Experiencia cinematográfica de Madeira proporciona la introducción ideal de 30 minutos para cualquier vacación en la isla, explicando creativamente los 600 años de historia de este hermoso archipiélago.

Además, gracias a su ubicación dentro del centro comercial Marina, hay mucha comida y terapia de compras cerca para pasar la tarde.

41 – ¡Únete a un recorrido en quad!

excursiones en quad en Madeira

Aventureros, tomad nota.

Los recorridos en quad son una actividad muy popular en Madeira, lo que te permite explorar los senderos escarpados de la isla y las hermosas vistas a tu propio ritmo, lejos de las hordas de turistas y realmente fuera de los caminos trillados.

La mayoría de estas empresas te ofrecerán un servicio de recogida en tu hotel u hostal en Funchal antes de volver a dejarlo una vez finalizado el recorrido. De esta manera, puedes explorar áreas encantadoras como el Valle de las Monjas, Pico Ruivo (el pico más alto de la isla y Balcões de Ribeiro Frio) sin tener que preocuparte por el transporte.

42 – Pasa el día en el parque temático de Madeira

Parque temático de Madeira
interior de una típica casa de paja en el parque temático de Madeira

Ubicado en Santana, al norte, el fascinante Parque temático de Madeira no es el típico parque temático estilo noria y autos de choque, es un gran lugar para familias o grupos que buscan aprender sobre las tradiciones de la isla, abrazar la naturaleza y apreciar la historia portuguesa más amplia.

A pesar del enfoque educativo, todavía hay muchas actividades: paseos en tren, paseos en barca, un cine y un parque infantil, solo por nombrar algunas.

43 – Déjate llevar por una degustación de Poncha

Degustación de poncha en Madeira

El vino fortificado de Madeira puede ser el producto de exportación más famoso de la isla, pero los amantes de la comida autoproclamados no pueden irse sin probar algunas de las otras delicias locales.

¡Uno de ellos es Poncha! Una bebida tradicional hecha de aguardiente (alcohol fuerte), zumo de limón, miel y zumo de naranja, este dulce cóctel tiene orígenes que se remontan al siglo XVI.

Para posiblemente el Poncha más delicioso de la ciudad, dirígete directamente a Rei da Poncha en Funchal o Taberna da Poncha en el adorable pueblo de Serra De Agua. ¡U obtén lo mejor de ambos mundos con una ruta de degustación dedicado!

44 – Derrapa por las esquinas en la pista de karting de Faial

Pista de karting de Faial, Madeira

Para aquellos que buscan algo un poco más (¡mucho más!) cargado de adrenalina, la pista de karting de Madeira es el lugar para estar. Con su pista de asfalto de 1040 metros de largo llena de curvas cerradas, horquillas técnicas y largas rectas para pisar el acelerador a fondo, es una gran actividad al aire libre para hacer que la sangre bombee.

Además, gracias a tu ubicación cerca de Santana, rara vez está abarrotada y las vistas son espléndidas.

45 – Escapada a Fajã dos Padres

Fajã dos Padres, Madeira

A caballo entre el mar en la costa sur de la isla, Fajã dos Padres es una colección de cabañas pintorescas construidas en los terrenos de una granja orgánica (que ofrece degustación de frutas).

Conocido por su playa tranquila, teleférico (esa es la única forma de bajar por el acantilado de 300 metros hasta la propiedad) y restaurante en el lugar, se vende como una atracción única y poco convencional que vale la pena explorar.

46 – Relájate en un recorrido gastronómico por Funchal

tours gastronómicos en Madeira

Ofrece una mezcla heterogénea de comida deliciosa en los restaurantes favoritos de la multitud, restaurantes secretos y vendedores callejeros, los recorridos gastronómicos de Funchal brindan a los visitantes hambrientos la oportunidad de sumergirte en las delicias culinarias de Madeira mientras exploran las calles adoquinadas de la ciudad a pie.

Dirigido por un guía local experto que le presentará las gemas ocultas del centro de la ciudad, espera comer de todo, desde crepes hasta pastel de miel, espetada Madeirense (brochetas de carne), Bolo do Caco (un pan tradicional), frutas tropicales y báñalo todo con vino de producción local.

47 – Visita el Museo de las Ballenas de Madeira

Museo de las Ballenas de Madeira

Una de las cosas más reveladoras que hacer en Madeira para los visitantes, entusiastas de la marina o no, el Museo de Ballenas (o Museu das Baleias) se encuentra en Caniçal en la costa este y ofrece una representación sin filtros de la industria ballenera a través de modelos realistas, herramientas y artefactos reales y exhibiciones interactivas.

Lejos de tratarse totalmente de la industria en sí, el museo también se sumerge en la importancia de la preservación de la vida marina, utilizando imágenes en 3D para contar historias fascinantes.

48 – Sé testigo de una actuación folclórica tradicional en Calheta Village

espectáculo folclórico en Madeira

Uno para los amantes de la cultura, aprender sobre el folclore de Madeira a través del canto y la danza (generalmente el Bailinho da Madeira) mientras exploras el encantador pueblo de Calheta es otro de los aspectos más destacados de Madeira.

El grupo, que ganó el prestigioso premio ‘7 Maravillas de la Cultura Popular’ por su importancia en el entretenimiento portugués, se ha hecho famoso por sus espectáculos en vivo que se llevan a cabo en varios lugares de Calheta.

Para la experiencia completa, opta por una entrada que incluya cena con bebidas (y traslado al hotel, para que puedas beber lo que quieras).

49 – Prueba los mejores vinos de la isla con una cata oficial

cata de vinos en Madeira

Uno para los viajeros sedientos, el vino fortificado distintivo del mismo nombre de Madeira es tan fundamental para la cultura como cualquier comida o bebida, que se encuentra regularmente en bares y restaurantes de toda la isla.

Si estás buscando un buen lugar para mojarte el bigote, es difícil pasar por alto el Blandy’s Wine Lodge. Sin embargo, si tu idea de un buen momento es probar la mayor cantidad de mezclas notables de la isla de una sola vez, una ruta de degustación de vinos dirigido localmente es el camino a seguir.

50 – Date un chapuzón en la playa de arena negra de Seixal

Seixal, Madera

Una visita obligada para los amantes de la playa y las fotografías, Seixal es una fina franja de arena negra que se sabe que es uno de los lugares más pintorescos de la isla.

Seguro y popular tanto para nadar como para surfear, con exuberantes montañas como telón de fondo y al pie de la ciudad de Seixal, es una visita simple y llanamente obligada.

Como una pequeña ventaja, a diferencia de muchas de las playas de la isla, Saixal no tiene tarifa de entrada.

Direcciones en Google Maps

51 – Haz tu nueva foto de perfil en el Museo de Arte 3D Fun

Museo de Arte 3D Fun, Madeira
crédito a 3D Fun Art

Un lugar maravilloso donde las ilusiones ópticas cobran vida, esta fascinante atracción de Funchal cuenta con más de 40 habitaciones atractivas, entretenidas y llamativas que seguramente detendrán el desplazamiento y pondrán celosos a tus amigos en casa.

Desde fotos en 3D que hacen que parezca que tienes un dinosaurio como mascota hasta enigmas desconcertantes, es un gran lugar para que lo disfrute toda la familia.

52 – Localiza estalactitas en las Cuevas de São Vicente

Cuevas de São Vicente, Madeira

¿Algún espeleólogo entusiasta por ahí?

¿Deseas sumergirte y explorar algunas de las mejores formaciones naturales de Madeira a través de una serie de túneles sinuosos que datan de erupciones volcánicas hace 890000 años? Entonces las Cuevas de São Vicente es el lugar para estar.

Ubicada en la ciudad del mismo nombre en la costa norte, la ruta subterránea atraviesa aproximadamente un kilómetro por debajo de la superficie, complementada por el Volcano Center que explora el fascinante desarrollo e historia de la región.

53 – Explora el Parque Natural Ribeiro Frio

Parque Natural de Ribeiro Frio, Madeira

Para una excursión de un día que te mostrará lo mejor de la belleza de Madeira, dirígete directamente al Parque Natural de Ribeiro Frio, un oasis natural que alberga rutas de senderismo, kilómetros de Levadas, cascadas, el magnífico bosque de Laurissilva y montones de vida salvaje única.

Con una vegetación exuberante y varios senderos diferentes para explorar, desde suaves hasta más desafiantes, este lugar impresionante cerca de Santana (generalmente) se visita mejor en un viaje preorganizado que incluye transporte, almuerzo y caminatas guiadas.

54 – Pasar por el pueblo pesquero Câmara de Lobos

Cámara de los Lobos, Madeira

Un hermoso pueblo de pescadores a unos 10 kilómetros al oeste de Funchal (a un fácil viaje en taxi) con un entorno idílico, Câmara de Lobos es un lugar pintoresco y culto en la costa sur que vale la pena visitar por su larga historia, coloridos barcos atracados en la bahía y mariscos frescos.

Las colinas más allá están llenas de plantaciones de plátanos y cerezos, las altas palmeras emiten un ambiente tropical, y el bagre que se seca junto a la playa es una vista única (aunque un poco espeluznante).

55 – Mojarte un poco en la Reserva Natural de Garajau

Reserva natural de Garajau, Madeira

Con un espectacular telón de fondo de majestuosos acantilados; y las cálidas aguas cobalto que chocan contra la costa sur de la isla, la Reserva Natural de Garajau es el lugar ideal para explorar los océanos abundantes de vida silvestre de Madeira. Con eso en mente, no es de extrañar que se haya convertido en un refugio para practicar snorkel y aventuras de buceo.

Si prefieres permanecer (en tu mayoría) seco, encontrarás una buena cantidad de excursiones en kayak disponibles también (¡no olvides un sombrero!).

56 – Juega una ronda de golf

golf en Madeira

Una forma segura de dar celos a todos tus amigos golfistas, con los dos platos principales de Madeira: Palheiro Golf en Sao Goncalo y el Santo da Serra Golf Club en Machico: disfruta de paisajes que hay que ver para creer.

Con 18 y 27 hoyos respectivamente, formados por calles bien cuidadas con aguas azules y cimas irregulares como telón de fondo, querrás jugar una segunda ronda en poco tiempo.

¿No puedes decidir a cuál ir? Palheioro también ofrece un hotel y spa de lujo, mientras que Santo, gracias a su ubicación remota, suele ser más tranquilo.

57 – Refréscate en el parque acuático de Madeira

Madera del parque acuático

Como lugar familiar en Santa Cruz, el Parque acuático de Madeira es un destino de clima cálido increíble que alberga un puñado de toboganes de agua suaves y piscinas poco profundas perfectas para los más pequeños.

No debe descartarse como un parque solo para niños, también hay un bar, un restaurante y DJs ocasionales.

58 – Siéntate en primera fila para una cena tradicional y un espectáculo (folk o fado)

cena espectáculo en Madeira

Una forma vibrante y emocionante de experimentar la cultura tradicional portuguesa, una noche en un espectáculo de fado o folk promete ser una velada inolvidable.

Normalmente se realiza en Funchal (u ocasionalmente cerca de Calheta Village, como se menciona en el n° 48), espera música en vivo y bailes folclóricos en la mayor parte de la comida preparada (y muchas bebidas) y disfraces tradicionales.

59 – Extiende la manta de picnic en el Parque Santa Catarina

Parque de Santa Catarina, Madeira

Un exuberante espacio verde que se vende como el lugar ideal para leer un libro, tirar una alfombra de picnic o simplemente sumergirte en las impresionantes vistas de la bahía de Funchal, el enorme parque Santa Catarina de Funchal ha sido un imán para los lugareños y turistas durante décadas.

Con un laberinto de caminos sinuosos; un estanque artificial que alberga patos, cisnes y peces por igual; muchos bancos para descansar los pies cansados después de explorar el parque a pie o en bicicleta (los vehículos de dos ruedas están permitidos en el interior) y un área de juegos para niños, es una adición necesaria a la lista de deseos.

Direcciones en Google Maps

60 – Reserva una mesa con anticipación en el Bar y Restaurante de Leeno

Leeno's Bar & Restaurant, Madeira

Un restaurante de moda ubicado en la calle principal de Funchal (Rua de Leichlingen), Bar y restaurante de Leeno es una parada popular por tus comidas impecables, porciones generosas y un excelente servicio.

Sirve de todo, desde platos tradicionales portugueses hasta kievs de pollo y gambas a la parrilla, sin mencionar varias brochetas de carne a la parrilla, es una excelente opción cuando se desea una comida abundante y auténtica.

61 – Prueba alimentos frescos en el mercado de agricultores de Lavradores

Farmers Farmer's Market, Madeira

Abierto todos los días en el bar los domingos, el vibrante mercado de agricultores de Lavradores ha sido un punto de encuentro y compras básico en Funchal durante más de 80 años.

Con muchos puestos que venden productos frescos, como frutas, verduras y pescado; quesos y productos cárnicos; Sin mencionar un puñado de artesanos que venden artículos de cerámica o jabones hechos a mano que son ideales para regalar en casa, no hay forma de que te vayas con las manos vacías.

Direcciones en Google Maps

62 – Salta por los bares de la azotea

bares en la azotea en Madeira

Con varios bares en la azotea en Funchal que ofrecen vistas espectaculares del puerto, que se vuelven aún más inspiradoras cuando se pone el sol, no te pierdas la oportunidad de tomar cócteles bajo las estrellas en uno de estos lugares estelares.

Ubicado en la parte superior del CR7 Pestana Hotel, Fuera de juego ofrece cócteles clásicos y exclusivos en jarras para compartir y sin escasez de sangría; en lo alto del palacio de Belmond Reid, la luz de las velas Villa Cipriani es relajante y romántica, aunque un poco más caro; Barra 360º en el Vine Hotel cuenta con una piscina infinita (para los huéspedes del hotel), y Bar Terraza en la azotea del Sé Boutique Hotel se celebran regularmente proyecciones de cine y música de jazz en un entorno lleno de color y césped.

¿Buscas una noche romántica? Pues Pretas en el Castanheiro Boutique Hotel debes ocupar un lugar destacado en la lista gracias a su ambiente sofisticado y tus bebidas exóticas.

63 – Prueba suerte en el Casino da Madeira

Casino de Madeira

¿Buscas una noche divertida? Entonces pon tu dinero donde está tu boca en el Madeira Casino Royale , un animado lugar de vida nocturna a solo 5 minutos del centro de Funchal. Con cientos de máquinas tragamonedas, mesas de póquer en vivo y actuaciones musicales regulares, no es de extrañar que este lugar haya atraído a los visitantes de Funchal desde 1976.

¿No eres fanático de los juegos? ¡No hay problema! El casino también alberga el venerado club nocturno Copacabana, además de dos restaurantes y tres bares para que la confianza líquida se gesta.

64 – Abraza la atmósfera del Festival de las Flores

Festival de las Flores, Madeira

El Festival Internacional de las Flores de Madeira es un derroche de color y aroma, que atrae a visitantes de todo el mundo a Funchal durante la primera semana de mayo* para experimentar Funchal cobrando vida.

Con lujosos arreglos florales desplegados por todas las calles; una exposición de flores en la Praça da Restauração; y el extravagante desfile anual lleno de carrozas y música (en funcionamiento desde 1979), realmente no hay mejor momento para visitarlo.

(* las fechas son tradicionalmente en mayo, con fechas alteradas en 2020 y 2021 por razones obvias)

65 – ¡Únete a las celebraciones de Nochevieja!

Nochevieja, Madeira

¿Pasar las vacaciones en Madeira? Entonces no te pierdas las espectaculares celebraciones de Año Nuevo de la isla. No te equivoques, esta no es la típica cuenta regresiva de Times Square o el típico espectáculo de fuegos artificiales: Madeira cuenta con el récord mundial Guinness de la actuación pirotécnica más grande del mundo, un espectáculo de 8 minutos que hay que ver para creer.

Los bares estarán que se salen, las bebidas fluyendo y el cielo se iluminará como si no hubiera un mañana. Eso sí, las mejores vistas se capturan desde el puerto en una fiesta en barco.

¿Dónde hospedarse en Madeira?

Hay muchos lugares para hospedarse en Madeira, desde pintorescas casas de huéspedes y hoteles boutique hasta hostales sencillos o complejos turísticos de lujo llenos de opulencia y sofisticación. Con una amplia gama de diferentes tipos de alojamientos disponibles, encontrar el lugar adecuado no es tan sencillo como parece. Afortunadamente, Booking.com ha hecho todo el trabajo por ti, con una amplia gama de opciones para adaptarse a cualquier viajero.

¿Necesitas una recomendación?

Para el lujo en Funchal, considera el Reid’s Palace, el Belmond Hotel; el Royal Savoy; el Palacio de Saboya; o el Castanheiro Boutique Hotel (conocido por su bar en la azotea).

Por otro lado, si lo que buscas es asequible, no busques más que Vitorina Corte Guesthouse o Funchal Design Hotel.

Sugerencia: reserva un traslado al aeropuerto

Amadas por su conveniencia, las recogidas en el aeropuerto preestablecidas te llevarán del aeropuerto a tu hotel en un abrir y cerrar de ojos, sin ningún problema ni dolores de cabeza.

El aeropuerto de Funchal (también conocido como aeropuerto internacional Cristiano Ronaldo) está a solo 15 minutos en coche de la ciudad de Funchal o a menos de una hora a cualquier otro lugar de la isla, pero si no quieres perder tiempo o dinero tomando un taxi de ida y vuelta, consulta todas las opciones de transferencia disponibles.

Además, los conductores estarán más que felices de dar algunos consejos locales para comenzar tu aventura.

¡Gracias por ver nuestra colección de cosas que ver en Madeira! Si tienes algo que te gustaría agregar a la lista, no dudes en dejar un comentario a continuación.

Empieza a reservar tu aventura ahora. ¡Buen viaje!