Nuestra web usa cookies.

British Museum

El Museo Británico es, con diferencia, uno de los museos más populares del Reino Unido. Se trata de un lugar sorprendente: un patio de recreo de la historia, la cultura y el arte de todas las épocas y de todo el mundo. Las entradas y visitas guiadas al Museo Británico dan la oportunidad de descubrir una de las mayores colecciones de antigüedades y curiosidades de una gran cantidad de civilizaciones del patrimonio de la humanidad.

Con 8 galerías dedicadas a regiones específicas del mundo y otros temas, el Museo Británico se ha convertido en el hogar de artefactos de todos los rincones del mundo que permiten contar la historia de nuestros antepasados. Deja que el pasado cobre vida con un recorrido por el Museo Británico y descubre partes de la historia que nunca antes habías visto.

¿Cuánto cuestan las entradas para el Museo Británico?

El Museo Británico es gratuito para los visitantes de todas las edades. No se requiere reservar previamente.

En cambio, hay algunas exposiciones y eventos que son de pago. Las entradas pueden comprarse en línea o en la taquilla física del museo. Los precios varían según la exposición, pero hay descuentos para jóvenes, estudiantes, discapacitados, solicitantes de empleo y titulares del National Art Pass. Los menores de 16 años pueden entrar gratis, pero deben ir acompañados de un adulto.

¿Cómo saltarse la cola de la entrada?

Realmente no existe una cola en la entrada, ya que visitar el Museo Británico es gratis y no es necesario reservar. Sin embargo, hay algunas horas en las que el museo recibe a un mayor número de visitantes.

¿Cómo reservar entradas en línea?

Como las galerías son gratuitas, no es necesario reservar entradas con antelación para la entrada general al museo.

Sin embargo, es posible comprar entradas para las exposiciones en línea a través de la página web oficial, seleccionando la exposición que quieres ver y la fecha y la hora a la que quieres entrar. Puedes tramitar el pago en línea.

¿Qué tipo de visitas guiadas hay disponibles?

Hay una gran variedad de visitas guiadas disponibles en el Museo Británico desde tan solo 10£ (12€). Se trata de visitas grupales, privadas y visitas combinadas.

  • Las visitas grupales son perfectas para grandes grupos de amigos, escuelas, asociaciones, clubes, etc. que quieren visitar el museo, pero también para particulares, familias o parejas que no quieren pagar una visita privada.
  • Los guías voluntarios ofrecen una experiencia única de visitar el Museo Británico antes de que abra a las 9:00. Estas visitas se centran en una parte específica del museo, duran una hora y es necesario reservarlas con antelación.
  • Los viernes por la noche, el museo ofrece recorridos que también se centran en una exposición o en un artefacto en concreto del museo. Estas visitas duran 20 minutos y también son realizadas por voluntarios.
  • Hay audioguías disponibles.

Como el Museo Británico atrae a turistas de todo el mundo, la mayor parte de las visitas guiadas están disponibles en varios idiomas.

¿Merecen la pena reservar las visitas privadas?

Las visitas privadas permiten descubrir las mejores partes del Museo Británico y obtener una experiencia totalmente personalizada. Los guías turísticos privados ofrecen visitas informativas y personalizadas al museo y pueden personalizar el recorrido para que se ajuste a las peticiones del cliente.

Algunos recorridos son temáticos, mientras que otros se centran en áreas específicas del museo. Esto puede convertir una visita casual al museo en una experiencia única en la vida.

Se ofrecen visitas privadas, especialmente para familias, que atienden a los niños y los involucran en actividades para que el día sea entretenido e inolvidable.

¿Cómo llegar al Museo Británico?

El Museo Británico se encuentra en el norte de Londres, en Great Russell Street, y se puede acceder a él a través de varias entradas.

Los grupos siempre deben usar la entrada que se encuentra en Montague Place.

Es posible llegar al museo por diferentes medios de transporte. El transporte público de Londres consiste en el metro y el autobús. Las estaciones de metro más cercanas son: Tottenham Court Road, Holborn, Russell Square, Goodge Street.

Las paradas de autobuses más cercanas al museo son:

  • Oxford Street: 1, 8, 19, 25, 38, 55, 98, 242
  • Dirección norte en Tottenham Court Road y Dirección sur en Gower Street: 14, 24, 29, 73, 134, 390
  • Southampton Row: 59, 68, X68, 91, 168, 188

También es posible llegar al museo en bicicleta. Las bicis pueden dejarse dentro del museo en los soportes de bicicletas.

También es posible llegar en coche hasta el museo, aunque dentro de Londres es importante saber que hay que pagar la Congestion Charge (una tarifa por circular en coche durante las horas punta). El aparcamiento más cercano está ubicado en Bloomsbury Square. No hay plazas de aparcamiento privado en el museo.

¿Cuál es el horario de apertura del Museo Británico?

El Museo Británico está abierto todos los días de 10:00 a 17:00. Los viernes, el museo permanece abierto hasta las 20:30.

Ciertas galerías y exposiciones pueden tener diferentes horarios de cierre o periodos en los que no están disponibles debido a reformas, visitas de grupos o escuelas, o por mantenimiento.

El museo cierra los siguientes días festivos: 1 de enero, Viernes Santo, 25 de diciembre y 26 de diciembre. Durante el resto de días festivos, el museo está abierto, pero las visitas y las charlas están sujetos a disponibilidad.

¿Está permitido hacer fotos dentro del museo?

Sí, hacer fotos está permitido en todo el museo, a menos que se indique lo contrario en las exposiciones o en las galerías específicas. También está permitido hacer fotos con flash y grabar vídeos.

Solo se permiten dispositivos de mano.

¿Qué puedes ver dentro del Museo Británico?

La colección del Museo Británico estaba compuesta inicialmente por libros, manuscritos, especímenes y algunas antigüedades. En la actualidad, contiene más de 8 millones de objetos. Solo el 1% de estos elementos están en exhibición.

Los tesoros del museo cubren más de 2 millones de años de historia en la Tierra e incluyen algunos objetos de gran importancia como:

  • La Piedra Rosetta - Esta antigüedad de fama mundial, descubierta en 1799 en Egipto, ha sido clave para comprender y descifrar los jeroglíficos y, en muchos sentidos, ha ayudado a los expertos a alcanzar una comprensión más profunda de la cultura del antiguo Egipto. La piedra está grabada con un decreto emitido en 196 a.C. escrito con una traducción al griego antiguo.
  • Los Mármoles del Partenón - También conocidos como los mármoles de Elgin, esta colección de esculturas de la antigua Grecia se encontraba inicialmente en el templo del Partenón de Atenas, así como en otras construcciones alrededor del área de la Acrópolis.
  • Las momias egipcias - El museo también cuenta con varios objetos, sarcófagos y cuerpos momificados que se remontan al período del Antiguo Egipto, lo que ha permitido a los expertos aprender más sobre las complejas tradiciones y creencias de la vida después de la muerte de los pueblos de la época.

¿Cuál es la historia del Museo Británico?

Fundado en 1753, el Museo Británico es una de las principales atracciones turísticas de Londres y recibe más de 6,5 millones de visitantes al año.

El museo fue fundado cuando Sir Hans Sloane, que murió en 1753, donó su colección de más de 71.000 objetos, acumulados a lo largo de su vida como médico y naturalista, al Rey Jorge II. El Rey donó la Antigua Biblioteca Real a la colección, que se abrió como Museo Británico en enero de 1759.

El museo en sí es en la actualidad una maravilla arquitectónica con un techo de cristal en la Gran Corte y uno de los museos más grandes del mundo, que cubre más de 990.000 pies cuadrados.

Consejos de viaje

  • Si visitas el museo con niños, asegúrate de visitar el sitio web para averiguar qué actividades se organizan para los niños y cuándo. El Museo Británico es apto para las familias y encontrarás una variedad de actividades y eventos especiales para niños.
  • ¡Planifica bien la visita! Echa un vistazo a las exposiciones temporales disponibles en el momento de tu viaje para aprovechar al máximo la visita al museo. No te pierdas una oportunidad única en la vida de ver ciertos objetos.
  • Aunque puede ser difícil, intenta no llegar en la hora punta. Llega temprano para tener la oportunidad de pasear por el museo a un ritmo pausado y evitar las multitudes de turistas más grandes.
  • No te pierdas las galerías más pequeñas, hay tesoros realmente fascinantes en todo el museo que merecen tu atención.
  • Reserva una visita guiada si quieres comprender mejor la historia de cada artefacto. ¡Las visitas son bastante baratas y valen la pena!