Nuestra web usa cookies.

Amish Country

Entra en contacto con fascinantes paisajes en una excursión a Amish Country desde Nueva York. Para disfrutar de una experiencia completa, súbete en los tradicionales buggies y disfruta del paseo mientras descubres la simplicidad de esta comunidad.

Prueba la comida en los restaurantes tradicionales y acércate a los mercados habituales de los Amish, donde encontrarás deliciosas mermeladas, helados o artículos de cuero. Llévate un trozo de la cultura Amish a casa en forma de comida casera y chocolate.

Déjate sorprender por la belleza de las extensas tierras de cultivo, donde ocurre toda la magia, y disfruta de la tranquilidad que puede ofrecerte el campo. Visita Landis Valley, una ciudad transformada en museo, para explorar y conocer el estilo de vida de esta zona de Pensilvania, que surgió hace mucho tiempo.

¿Cómo ir desde Nueva York a Amish Country?

El precio de una excursión desde Nueva York a Amish Country depende del medio de transporte:

En coche: el viaje desde Nueva York hasta el condado de Lancaster dura unas tres horas. El mayor inconveniente de viajar en coche es el tráfico de Nueva York.

En autobús: el motivo por el que las excursiones en autobús a Amish Country son muy populares es porque el transporte está incluido en el precio. Esto te permite no tener que preocuparte por tener que conducir, poder disfrutar de las vistas y conocer a otros visitantes.

En tren: otra opción es coger un tren directo desde Nueva York al condado de Lancaster. Este medio de transporte es también muy cómodo. El único inconveniente es que tendrás que buscar cómo moverte por Amish Country cuando bajes del tren.

¿Cuánto se tarda en llegar desde Nueva York Amish Country?

Hay varias opciones para ir desde Nueva York al condado Lancaster, donde se encuentra la comunidad Amish más antigua del país. La ruta más popular atraviesa Filadelfia y dura un poco menos de tres horas, dependiendo del tráfico.

Hay otra opción que es menos directa, pero que evita el tráfico de Filadelfia. La ruta por la I-78 por Allentown es más rural y hace que el tiempo de viaje sea media hora más largo, pero evitarás conducir por otra gran ciudad cuando salgas de Nueva York.

¿Cuánto cuesta una excursión desde Nueva York a Amish Country?

Hay varios tipos de excursiones disponibles.

Excursiones de un día completo

Es posible hacer una excursión desde Nueva York a Amish Country en un solo día, si te levantas temprano. Estas excursiones te llevan al condado de Lancaster, el hogar original de los Amish. Es la forma más efectiva de visitar la comunidad Amish y los precios rondan los 150 USD (135 EUR).

Excursiones combinadas

Las excursiones combinadas desde Nueva York a Amish Country suelen incluir visitas a Filadelfia o Washington D.C. Filadelfia es la parada más lógica, ya que está de camino al condado de Lancaster. Para visitar Washington D.C. es necesario desviarse, pero vale la pena verlo si tienes tiempo. Las excursiones combinadas tienen un precio medio de 200 USD (180 EUR).

Filadelfia: Filadelfia es una ciudad histórica que se encuentra de camino a Amish Country. Es una de las ciudades más importantes de Estados Unidos, especialmente durante su fundación como país. Disfruta de la riqueza histórica de Filadelfia y visita sus lugares emblemáticos y museos.

Washington D.C.: visitar la capital del país vale la pena. Esta ciudad cuenta con una gran cantidad de monumentos famosos como el Capitolio de los Estados Unidos, la Casa Blanca, el monumento a Lincoln y el monumento a Washington.

¿Cuándo es el mejor momento para visitar Amish Country?

Depende a quién le preguntes. La mayoría te dirán que el mejor momento es en primavera o verano. Los Amish son conocidos por su agricultura, así que tiene más sentido visitar esta comunidad cuando el campo florece con cultivos.

Durante la primavera las temperaturas son más frescas y hay menos turistas. Además, durante esta época los cultivos empiezan a producir frutos. Los meses de verano ofrecen una mayor variedad de productos y para probar. Las temperaturas son más cálidas y, además, hay más turistas.

¿Qué hacer en Amish Country?

Hay diferentes actividades que puedes hacer durante una excursión desde Nueva York a Amish Country:

Turismo

Disfruta de las vistas al salir de Nueva York hacia la zona rural de Pensilvania. Durante el camino, puedes hacer paradas en otras ciudades importantes de la zona, como Filadelfia y Washington D.C. La zona rural de Pensilvania es completamente diferente de Nueva York. Por eso, es el lugar perfecto para una escapada.

Museos

Puedes descubrir la cultura y las tradiciones de los Amish en muchos museos diferentes de la zona. Si no reservas una visita guiada, puedes visitar alguno de los museos para conocer la historia y las formas de vida Amish.

Compras

El estilo de vida Amish se sustenta en parte a través del turismo. A los "habitantes de la ciudad" les gusta visitar Amish Country para comprar productos caseros y orgánicos como mermeladas y productos horneados. También es posible disfrutar de la comida en los restaurantes Amish que atienden a los turistas. Por lo tanto, asegúrate de tender inero suficiente durante la excursión.

Visitas guiadas

La mejor manera de sumergirse en la cultura de los Amish es con una visita guiada. Esta forma de viaje te permite disfrutar de experiencias únicas como montar en un buggy Amish y visitar los campos agrícolas y ganaderos.

Consejos de viaje

  • Respeta la cultura de los Amish. Visitarás una parte única del país donde los habitantes siguen reglas y tradiciones diferentes a las del resto de Estados Unidos. Asegúrese de saber cómo hay que ir vestido antes de visitar lugares como el condado de Lancaster.
  • Vigila la velocidad cuando vayas a Amish Country. Si vas en coche, evita exceder la velocidad en el condado de Lancaster. La zona sigue teniendo muchos coches de caballo y otros medios de transporte que no pueden seguir el ritmo de los coches. Ten cuidado si viajas al amanecer o al anochecer.
  • Haz preguntas, pero no ofendas. Recuerda que los Amish son personas normales. Está bien hacer preguntas sobre su herencia, cultura o religión. Pero asegúrate de hacerlo sin ofenderlos. Además, no te quedes mirando a la gente o hagas fotos de propiedades sin pedir permiso.