Nuestra web usa cookies.

Ávila

¡Haz una excursión desde Madrid a Ávila para descubrir esta bonita ciudad amurallada situada a orillas del río Adaja! Explora la "ciudad de cantos y de santos", decorada con antigua arquitectura románica. Déjate sorprender por la belleza y personalidad de esta ciudad espectacular.

Observa la magia de la catedral fortificada del siglo XII. Es de estilo gótico, el mismo estilo que predomina en toda la ciudad. Descubre también la muralla de 2 kilómetros de largo y sus 90 torres fortificadas. Se trata del complejo más antiguo fortificado de España. Y después de saciar tu curiosidad cultural, prueba las deliciosas chuletas en uno de los restaurantes más sofisticados de la ciudad.

¿Cómo llegar a Ávila desde Madrid?

Después de decidir qué tipo de excursión te apetece hacer para pasar un día fuera de Madrid, el siguiente paso es decidir cómo llegar hasta Ávila. Tienes estas dos opciones:

En coche: si llegaste a España en avión, la única opción es alquilar un coche. No tendrás problemas para encontrar proveedores en Madrid. Sin embargo, es posible que conducir en un país extranjero te resulte incómodo y estresante.

En autobús: otra opción que vale la pena tener en cuenta son los recorridos en autobús a Ávila, que incluyen el transporte desde Madrid. Los recorridos en autobús tienen muchas ventajas, como por ejemplo no tener que preocuparte por conducir o llenar el depósito del coche.

¿Cuánto se tarda en llegar desde Madrid a Ávila?

Se tarda alrededor de una hora y media en viajar desde Madrid a Ávila. La carretera principal te llevará hasta Ávila y además, tendrás la oportunidad de desviarte hacia Segovia para visitar las dos ciudades en el mismo día. En general, el viaje de ida y vuelta te costará unas tres horas.

¿Cuánto cuesta una excursión desde Madrid a Ávila?

Lo primero que tienes que hacer para planear tu excursión desde Madrid a Ávila es decidir qué tipo de tour quieres hacer. Puedes elegir entre varias opciones.

Las excursiones pueden incluir diferentes paradas o solo la visita a Ávila. También hay excursiones combinadas a Ávila y Segovia o a Ávila y Salamanca.

Independientemente de la excursión que elijas, es buena idea contar con un guía local experto que te explique todo sobre la ciudad. ¡Podrás hacerle todas las preguntas que se te ocurran! Las excursiones cuestan entre 60€ y 80€, dependiendo del tipo de tour que escojas.

¿Cuándo es el mejor momento para visitar Ávila?

Los meses de junio a agosto son los meses más cálidos en Ávila. Además, la temporada de verano es la temporada alta, por lo que suele haber más turistas que durante el resto del año. El mejor momento para viajar a España, si es posible, es durante la primavera y el otoño.

¿Qué ver y hacer en Ávila?

Ávila es un lugar lleno de historia muy interesante. Por eso, hay una gran cantidad de cosas que hacer y lugares que visitar. Estas son algunas de las mejores actividades que puedes hacer durante la excursión a Ávila:

Turismo

Ávila cuenta muchos monumentos y lugares de interés. Orson Welles, al poco tiempo de llegar a la ciudad, la describió como el lugar del mundo al que le habría gustado poder llamar su hogar. Entre los principales lugares turísticos se encuentran la muralla, la catedral, la basílica de San Vicente y el Convento de San José.

Museos

Ávila es una ciudad llena de historia. Por este motivo, la antigua ciudad medieval cuenta con varios lugares que te permiten aprender sobre su pasado. Entre los lugares más conocidos se encuentran el Museo de Ávila, el Museo del Monasterio de la Encarnación, el Museo de la Catedral y la Casa Museo de Santa Teresa de Jesús.

Gastronomía y compras

Todas las comunidades españolas ofrecen platos típicos del país, además de gastronomía típica de la región. Ávila no es diferente: tiene algunos platos que solo encontrarás allí. Prueba las judías del barco o las yemas de Santa Teresa, si te apetece algo diferente.

¿Hay otros lugares famosos para visitar cerca de Ávila?

De camino a Ávila, encontrarás algunas ciudades muy conocidas que puedes visitar.

Toledo

Toledo no se encuentra en la misma carretera que Ávila si haces el viaje desde Madrid, pero hay muchas excursiones que combinan las dos ciudades en un solo día. Aunque será un día largo, vale la pena desviarse hacia Toledo. Esta ciudad llena de culturas te sorprenderá con su historia.

Segovia

Segovia está más cerca de Ávila que Toledo y, por tanto, es un buen lugar donde hacer una parada. Segovia es también una ciudad llena de historia y cultura. Hay muchos lugares de interés que puedes visitar y que te ayudarán a conocer un poco mejor la historia de España.

Salamanca

Salamanca ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a su historia y cultura, la deliciosa comida local y los impresionantes lugares de interés. Por eso, es una visita obligada. Se encuentra a solo dos horas al noroeste de Madrid, por lo que es la parada perfecta de camino a Ávila.

Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares

El Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares se encuentra entre Madrid y Segovia, de camino a Ávila. Aunque tendrás que desviarte, vale la pena visitar este área natural protegida. Es ideal para los amantes del aire libre que quieren descubrir la vida silvestre y una gran variedad de ecosistemas.

Consejos de viaje

  • Reserva la excursión con antelación. Las excursiones desde Madrid son muy populares, ya que son la mejor manera de salir de Madrid sin tener que preocuparse por el transporte. Las plazas suelen agotarse rápidamente, así que reserva con antelación si quieres asegurarte una.
  • Combina la excursión con otras ciudades para aprovechar mejor el tiempo y el dinero. Las excursiones combinadas ofrecen muchas ventajas y, además, son asequibles. Además de Ávila, podrás ver otras ciudades como Segovia o Toledo. Vale la pena pagar un poco más para disfrutar de la experiencia.
  • Lleva provisiones suficientes para todo el día. Aunque es posible que la excursión incluya la comida, es buena idea llevar algún snack. Llévate también agua y protección solar, si haces la visita en verano, y ve bien preparado para el tiempo.