Nuestra web usa cookies.

Acantilados de Moher

Las excursiones desde Dublín a los acantilados de Moher son algunas de las más populares en Irlanda. De hecho, los acantilados de Moher son la atracción turística más visitadas de Irlanda, con más de un millón de personas que los visitan cada año. Es toodo un logro teniendo en cuenta la popularidad general del país.

Los acantilados de Moher, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ofrecen vistas panorámicas del océano Atlántico y se encuentran entre 120 y 214 metros de altura. Un área de excepcional belleza, los acantilados de Moher ofrecen una alternativa tranquila al ajetreo de Dublín y son una excursión ideal para capturar la esencia de Irlanda.

¿Cómo llegar desde Dublín a los acantilados de Moher?

Hay varias formas de llegar desde Dublín a los acantilados de Moher. El viaje es de alrededor de 270 km y gran parte del recorrido se realiza a través de una autopista.

Llegar en coche es bastante fácil y costará alrededor de 3 horas y media en cada sentido.

También puedes viajar en transporte público, pero es más complicado. El servicio de autobús directo no existe. Tendrás que ir a Galway en autobús (aproximadamente 2 horas y media) y luego coger el autobús de Galway a los acantilados (aproximadamente 2-3 horas). El tiempo total de transporte lo convierte en una opción bastante incómoda si sales de Dublín.

¿Cuánto cuestan las excursiones a los acantilados de Moher?

Los tours por los acantilados de Moher comienzan tan solo 40€ y, por lo general, incluyen recogida y regreso a Dublín. Si planeas visitarlos durante más de un día, los precios cuestan entre 250€ y 600€, dependiendo de cuántas cosas quieras hacer en la excursión.

Las excursiones más populares desde Dublín a los acantilados de Moher incluyen una visita a los acantilados, los paisajes del Burren y Galway. Estas excursiones cuestan en torno a 50€, duran alrededor de 14 horas e incluyen el traslado de ida y vuelta a Dublín en transporte con aire acondicionado.

Hay diferentes tipos de excursiones, que incluyen un recorrido en tren por los acantilados de Moher, viajes a Limerick y paseos en bote. Estos cuestan entre 70€ y 150€. También hay una opción de excursiones nocturnas que pueden durar hasta tres días e incluyen visitas a Cork. Este tipo de tour cuesta alrededor de 530€ con alojamiento incluido.

¿Cuándo es la mejor época para visitar los acantilados de Moher desde Dublín?

Puedes visitar los acantilados de Moher durante todo el año, aunque el clima puede hacer que la experiencia cambie un poco. Durante los meses más fríos, hace mucho más frío, por lo que es esencial abrigarse. En verano, la falta de nubes significa que debería haber mejores vistas del océano Atlántico.

¿Qué verás y harás en las excursiones desde Dublín a los acantilados de Moher?

Acantilados de Moher

Como principal atracción turística de Irlanda, los acantilados de Moher son considerados un tesoro nacional y son la excursión desde Dublín perfecta. Ubicados en el condado de Clare a lo largo de Wild Atlantic Way, los acantilados de Moher han estado en pie durante 350 millones de años. Prepárate para disfrutar de impresionantes vistas del océano, exuberantes acantilados verdes y senderos costeros que te unirán con la naturaleza.

Parque Nacional de Burren

Si buscas tranquilidad en una excursión desde Dublín a los acantilados de Moher, el Parque Nacional de Burren es perfecto. Tiene 1.500 hectáreas y se encuentra en la esquina sureste de Burren. Los visitantes pueden disfrutar de cinco senderos marcados para caminar que cuentan con praderas de piedra caliza, bosques de avellanos y fresnos y fascinantes hábitats naturales.

Vida salvaje local

Espera ver mucha vida salvaje local durante la excursión a los acantilados de Moher. Desde 1989, los acantilados de Moher han sido un área de protección especial para las aves. Los acantilados presentan más de 20 especies de aves anidadoras, incluidas nueve especies de aves marinas reproductoras. Los observadores de aves se deleitarán con la oportunidad de ver tantos tipos diferentes, especialmente durante la temporada de anidación. Los acantilados ofrecen las mejores vistas de observación de aves en Irlanda.

Atlantic Edge Ocean Walk

Sé testigo de las vistas panorámicas del Océano Atlántico con el Atlantic Edge Ocean Walk. Mientras viajas a lo largo de Wild Atlantic Way, te pararás en imponentes acantilados que miran hacia el océano y las doradas playas de los acantilados de Moher. Siente el aire fresco que sopla del océano mientras haces algunas fotos de la belleza que se ofrece a lo largo del Atlantic Edge Ocean Walk.

Tours de pubs irlandeses

Hay muchos pubs locales repartidos por las aldeas cercanas, Egans Pub quizás es el más conocido. Varias excursiones incluyen una visita al famoso pub, donde puedes disfrutar de cervezas irlandesas y mezclarte con los locales. Ubicado en las cercanías de Liscannor, hay música en vivo y comida tradicional de pub, ideal si se te abre el apetito durante las largas caminatas por los acantilados de Moher.

El centro de visitantes y exposiciones

Ninguna visita a los acantilados de Moher está completa sin una visita al centro de visitantes y exposiciones. Este centro ecológico fue construido en 2007 y está ubicado en la ladera de la colina, lo que ayuda a minimizar su impacto visual en la belleza natural de los acantilados de Moher. Una visita al centro te hará aprender sobre las historias que dan vida a los icónicos acantilados, añadiendo otra dimensión en el proceso.

The Burren

Prepárate para visitar un paraíso de piedra caliza en The Burren, donde el silencio es maravillos y la belleza es de esperar. El paisaje del Burren está lleno de historia irlandesa, contada y no contada. Maravíllate con las piedras de color gris pálido durante tu excursión y experimenta un microcosmos de la vida salvaje de Irlanda. También hay una gran cantidad de flora colorida, que se encuentra entre las rocas.

Irish National Stud

Si bien hay mucho que hacer y ver en una excursión desde Dublín a los acantilados de Moher, algunos tours incluyen extras como el Irish National Stud Garden. Ubicado en el camino desde Dublín a los acantilados de Moher, el National Irish Stud es una instalación de cría de caballos de pura sangre que es popular entre los amantes de los caballos. Los visitantes pueden pasear por el jardín local, visitar el museo interno y ver algunos de los mejores sementales de Irlanda.

Monasterio Kilmacduagh

Otro extra que se incluye en algunas excursiones desde Dublín a los acantilados de Moher, es el Monasterio Kilmacduagh. Se trata una abadía en ruinas cerca de Galway. Según los informes, fue fundada en el siglo VII y presenta la torre redonda más alta de Irlanda, que se mide 34 metros. Estos edificios bien conservados aún se mantienen en pie en la actualidad y son un ejemplo de las estructuras irlandesas tradicionales.

Galway

Galway es una ciudad portuaria en la costa oeste de Irlanda y ofrece un ambiente artístico y bohemio. Espera ver colores brillantes, pubs pintorescos, mucha música en vivo y teatro callejero. Muchas excursiones desde Dublín a los acantilados de Moher incluyen una visita a Galway, lo que te permite tener la oportunidad de experimentar la cultura irlandesa.

Consejos de viaje

Una excursión a los acantilados de Moher ofrece muchas oportunidades para caminar, por eso es una buena idea prepararse para un día de actividad. Asegúrate de llevar una cámara o tener mucha memoria disponible en el móvil, ya que querrás hacer fotos de las vistas que se ofrecen. Hacer un tour con un guía brinda la oportunidad de conocer la historia de los acantilados de Moher y sus alrededores.