Que ver en Lisboa

Por un lado, Lisboa es una ciudad con abundante historia, cultura y tradiciones: desde los sonidos del fado que resuenan por las calles hasta los castillos de varios siglos con vistas a los barrios, es el ideal para los historiadores.

Sin embargo, por otro lado, la capital portuguesa está repleta de vida nocturna, aventuras, fiestas y comida formidable; no importa qué tipo de viajero seas, hay un montón de cosas que ver y hacer en lisboa que te dejarán sin palabras.

1 – Deleita el paladar con un delicioso tour gastronómico

tour gastronómico en Lisboa

Como ciudad conocida por su comida, un tour gastronómico por las callejuelas de Bairro Alto, el centro de Baixa y Mouraria es una de las cosas más divertidas que hacer en Lisboa.

Tanto si eliges hacer un recorrido a pie o un tour en Segway, la variedad de mariscos, postres, vino y carnes ahumadas seguro que deleitará tus sentidos.

2 – Visita la Torre de Belem

torre Belén

A una distancia perfecta en bicicleta o scooter hacia el oeste de las principales zonas de Lisboa, Belem está repleta de lugares de interés que ver: el Mosteiro dos Jerónimos es una maravilla arquitectónica y cultural; la Torre de Belem, del siglo XVI, es imprescindible; y el Padrão dos Descobrimentos es una fenomenal obra de arte gigante que merece un selfie o dos.

Los más golosos (y todo el mundo, en realidad), tienen que hacer una parada para probar los mundialmente conocidos Pasteis de Belem, ya que este es el hogar de esta deliciosa tarta portuguesa.

3 – Haz un tour de arte callejero

arte callejero en lisboa

Hogar de algunas de las obras de arte callejero más fabulosas, encantadores y diversas de toda Europa, incluidos murales dedicados a la antigua música local del fado, Lisboa es un paraíso para los amantes del arte.

Aunque la mayoría de los viajeros optan por los recorridos a pie, si quieres ver más partes de la ciudad o no te apetece caminar por las calles adoquinadas, también hay opciones para recorridos en tuk-tuk y minivan.

4 – Mira los peces en el Oceanário de Lisboa

Oceanario de Lisboa

¡Los acuarios no son solo para niños!

El Oceanário de Lisboa, conocido internacionalmente, alberga más de 8.000 criaturas marinas de 4 hábitats oceánicos diferentes, incluidos el Atlántico norte, el Antártico, el Pacífico templado y el Índico tropical.

¡Todo esto le otorga el codiciado título de mayor acuario de agua salada del planeta!

5 – Visita el Monasterio de los Jerónimos en Belem

Monasterio de los Jerónimos en Belem

Situado a un tiro de piedra del brillante río Tajo, el extenso Monasterio de los Jerónimos se considera una de las atracciones turísticas más importantes de la ciudad y cuenta con el justificado reconocimiento de la UNESCO.

Con una historia abundante y una arquitectura maravillosa, este lugar debería estar en lo más alto de la lista de cosas que ver en Lisboa.

Mientras estés en la zona de Belem, no dejes de visitar la iglesia de Santa María de Belem, que está justo al lado, y, por supuesto, tomar un aperitivo en Pasteis de Belem.

6 – Recorre los vestuarios del Benfica Stadium

Estádio da Luz, Lisboa

Nada, y queremos decir nada, puede compararse con al ambiente ecléctico de un partido del Benfica FC.

Sin embargo, si quieres una experiencia más única, haz un recorrido por el estadio.

Con más de 20.000 documentos expuestos, además de la posibilidad de visitar los vestuarios, asientos exclusivos e incluso pisar el terreno de juego, se trata de una visita obligada para los amantes del deporte.

7 – Visita el Museo Calouste Gulbenkian

Museo Calouste Gulbenkian, Lisboa

El Museo Calouste Gulbenkian, considerado como uno de los tesoros desconocidos de Europa, exhibe una amplia gama de fascinantes obras de arte y artefactos que abarcan desde el siglo XX hasta la Antigüedad.

Con nombres famosos como Rubens, Rembrandt, Turner y Degas a la cabeza, hay más que suficiente para que los aficionados al arte se queden sin palabras.

8 – Pasa una tarde en el Museo Colección Berardo

Museo Colección Berardo, Lisboa

Con exposiciones de surrealismo, arte pop, hiperrealismo, arte minimalista y arte conceptual, es decir, todas las variantes del arte moderno y contemporáneo, el Museo de la Colección Berardo es una visita obligada para los más creativos.

Lejos de ser un museo tradicional, este lugar popular también ofrece más de 1000 perspectivas sobre el mundo del arte publicitario; la era del tabaquismo ahora tabú es particularmente fascinante.

9 – Visita Alfama, Lapa y mucho más en un recorrido en autobús turístico

Tour en autobús con paradas libres en Lisboa

Una de las mejores cosas que hacer en Lisboa para los viajeros que quieren ver varias atracciones en un corto periodo de tiempo (y no tener que caminar por las calles empedradas y empinadas), es un recorrido en autobús con paradas ilimitadas por toda la ciudad. Se ofrecen cuatro rutas con un montón de paradas para ver todos los lugares importantes.

Como ventaja, los billetes de este recorrido también permiten acceder al transporte público (Aerobús, tranvías, funiculares y el ascensor de Santa Justa). Así, podrás seguir explorando Lisboa a tu ritmo.

10 – Haz una excursión a Sintra (en serio, hazlo)

Excursión de un día a Sintra desde Lisboa

Prepárate para entrar en un país de fantasía real.

Después de admirar el Palácio Nacional de Sintra en las colinas, sube a la montaña en el autobús 434 para ver dónde comienza realmente la magia.

Prepara la cámara: con atracciones históricas inigualables como el Palacio de Monserrate, el Castillo de los Moros,la Quinta da Regaleira, y el Convento de los Capuchos, la lista de lugares de interés es insuperable.

El punto culminante indiscutible, sin embargo, es el colorido Palacio de Pena, un castillo situado en la cima de una colina rodeado por más de 200 hectáreas de impresionante vida vegetal listo para ser explorado.

Si solo tienes tiempo para hacer una excursión desde Lisboa, visita Sintra.

Lee aquí nuestro artículo sobre las entradas al Palacio de Pena.

11 – Haz una excursión a Cascais

Excursión de un día a Cascais desde Lisboa

A menudo considerada la ciudad turística más impresionante de la costa de Lisboa, Cascais es un éxito habitual entre los lugareños y los viajeros.

Aunque en esencia Cascais es una ciudad pesquera encantadora (y aún próspera), también cuenta con mansiones ornamentadas, restaurantes espectaculares, museos intrigantes y, por supuesto, playas vírgenes.

Mientras estés allí, ve al Cabo de Roca, el punto más occidental de Europa, para disfrutar de unas vistas increíbles del océano.

12 – Pásatelo bien en una fiesta en barco en Lisboa

Fiesta en barco de Lisboa
crédito a Lisbon Boat Party

Si quieres dar rienda suelta a tu lado más salvaje, entonces una fiesta en barco, especialmente durante los meses de verano, es una de las cosas más divertidas que hacer en Lisboa.

Con DJs, barra libre y unas vistas inigualables desde la salida hasta el atraque, es un éxito seguro para los fiesteros.

13 – Usa los tranvías para descubrir la ciudad

tranvía en lisboa

Aunque los turistas suelen elegir hacer la ruta del antiguo tranvía 28 de los años 30 que atraviesa los populares distritos turísticos de Graça, Alfama, Baixa y Estrela, la ciudad está llena de tranvías y todos ellos son especiales e intrigantes.

La opción de un billete con paradas ilimitadas para el tranvía ofrece mucha flexibilidad. Para hacerte un selfie esencial para Instagram, ve al Elevador da Bica.

14 – Sigue los pasos de Vasco de Gama en el Museu de Marinha

Museo de la Marina, Lisboa

También conocido como el Museo de la Marina, el Museu de Marinha es una visita obligada para los amantes de los barcos o los aficionados a la historia.

Además de la impresionante colección de barcos y herramientas, y de su notable ubicación dentro del Monasterio de Jerónimo, el museo marítimo también exhibe, de manera brillante, la historia de la navegación marítima de Portugal.

15 – Conviértete en detective en un escape room

escape room en lisboa

¡Conviértete en detective!

Coge a tus amigos, a tu pareja o a tus nuevos amigos del albergue y pon a prueba tu ingenio, tu intelecto y tus habilidades para resolver problemas en una de las muchas escape rooms temáticas de Lisboa.

¡No olvides hacerte una foto vestido como Sherlock Holmes antes de marcharte!

16 – Haz una gymkana por la ciudad

juego de carroñero en Lisboa

Pasear por la ciudad es algo muy común, ¿verdad? ¿Por qué no haces algo diferente y participas en una gymkana rápida, competitiva y muy interactiva por la ciudad?

Con retos al estilo de la Amazing Race en muchos de los monumentos históricos, además de varios juegos en Sintra, Belem y el centro de Lisboa, ¡hay para todos los gustos!

17 – Haz una excursión a Fátima

Excursión de un día a Fátima desde Lisboa

A un par de horas en coche al norte de Lisboa (88 millas o 142 km, para ser exactos), la ciudad de Fátima, de gran importancia religiosa, promete ser una de las opciones de excursiones más emocionantes, especialmente para aquellos interesados en la historia.

Para sacar el máximo paratido a tu dinero, elige una excursión que también incluya paradas en el pueblo medieval de Óbidos y en Nazaré, para ver las olas gigante.

18 – Da un paseo en lancha motora por el Parque Natural de Arrábida

Excursión de un día al parque natural de Arrábida desde Lisboa

Adictos a la adrenalina, ¡esto es para vosotros!

El Parque Natural de Arrábida está repleto de naturaleza, pero no por eso es una experiencia pacífica.

Vive una experiencia llena de adrenalina en la que podrás conducir y hacer giros y derrapes por el parque. ¡Seguro que es una experiencia llena de emociones y risas!

Dicho esto, si te apetece hacer una actividad más tranquila, puedes alquilar un kayak o practicar stand-up paddle en las aguas poco profundas. También puedes simplemente relajarte en las hermosas playas.

19 – ¡Ve a ver delfines!

avistamiento de delfines en Lisboa

Con miles de kilómetros de costa, las costas de Portugal suelen estar plagadas de vida silvestre hermosa y animada, entre la que destacan, por supuesto, los simpáticos delfines.

Con excursiones de medio día y de día completo, que incluyen salidas al mar en lujosos catamaranes o lanchas motoras, no hay excusa para perderse la oportunidad de ver de cerca a estas simpáticas criaturas.

20 – Ve de excursión a Óbidos

Excursión de un día a Obidos desde Lisboa

Óbidos, una pequeña pero encantadora ciudad medieval en la que abundan las casitas encaladas y las calles estrechas y empedradas, es una de las excursiones que no pueden faltar desde Lisboa.

Aunque el transporte público entre ambas ciudades es excelente, si prefieres pasar un día más tranquilo y sin complicaciones, lo más cómodo es hacer una excursión en autobús o minivan.

Si bien el transporte público entre la pareja es excelente, los viajeros que buscan un día cómodo y sin complicaciones suelen optar por los recorridos guiados en autobús o minivan.

21 – Da un paseo en globo aerostático

vuelo en globo aerostático en Lisboa

Un paseo en globo aeroestático es perfecto para disfrutar de unas vistas asombrosas. Además es una actividad estimulante y relajante al mismo tiempo.

El ascenso suele ser a primeras horas de la mañana desde Coruche, por lo que tendrás la oportunidad de ver el extenso paisaje iluminado por el amanecer.

Por si fuera poco, al aterrizar te espera una copa de champán.

22 – Echa un vistazo a la región de los Caballeros Templarios

Excursión de un día a la región de los Caballeros Templarios desde Lisboa

Aficionados de la historia, no busquéis más.

Para tener la oportunidad de seguir los pasos de los caballeros de antaño, una aventura de un día entero por la Región de los Caballeros Templarios de Portugal, en concreto por la ciudad de Tomar, a orillas del río Nabão, es una de las mejores cosas que ver en Lisboa.

Elige una excursión que incluya un paseo en barco para disfrutar de una perspectiva única de los castillos situados en las colinas.

23 – Prueba las finas mezclas locales con una cata de vino en Alentejo

Tour del vino del Alentejo desde Lisboa

No podíamos tardar en hablar del vino: ¡al fin y al cabo estamos en Portugal!

Si bien es cierto que en Lisboa no faltan increíbles bares y restaurantes donde disfrutar de la mejor experiencia vinícola, hay que ir al origen: los viñedos.

Además de hacer paradas en al menos dos bodegas locales, podrás disfrutar de una comida tradicional de dos platos en el Alentejo: ¡no hay mejor manera de pasar la tarde!

24 – ¡Surca los cielos con una aventura en parapente!

parapente en lisboa

Una mezcla única de calma y emoción, una aventura en parapente sobre la costa es una de las mejores cosas que hacer en Lisboa si te gusta la aventura.

Si ya has visitado Lisboa, también tienes la posibilidad de volar en parapente en Sintra, Cascais o Pinhal Novo.

25 – ¡Haz un paseo en velero al atardecer!

tour en velero en Lisboa

Para los románticos, no hay mejor manera de terminar el día que con un relajante y colorido paseo a bordo de un yate por el río Tajo.

Con una copa de vino en la mano y la luz de la puesta de sol por las calles de Lisboa, es una velada que no olvidarás nunca.

26 – Navega hasta las islas Berlenga

Excursión de un día a las islas Berlenga desde Lisboa

Las islas Berlenga son uno de los secretos mejor guardados de Portugal.

Además de pasar por las encantadoras cuevas marinas y las formaciones rocosas, también tendrás tiempo para explorar la Reserva de la Biosfera, declarada por la UNESCO, y bucear en las aguas azules transparentes.

27 – ¡Aprende a surfear!

Surf en la playa de Carcavelos, Lisboa

Portugal y el surf van de la mano.

Tanto si eres principiante como si quieres perfeccionar tu técnica, hacer una clase de surf en la playa de Carcavelos es siempre una buena idea.

O, si te apetce hacer una actividad más desafiante, haz kitesurf. Elijas la opción que elijas, después de la clase de surf haz una clase de yoga en Costa da Caparica.

28 – Mira las olas GIGANTES de Nazaré

Excursión de un día a Nazaré desde Lisboa

Nazaré es el polo opuesto de la playa de Carcavelos y es mundialmente famosa por albergar algunas de las olas más aterradoras del país y de todo el mundo.

Solo los surfistas más valientes se enfrentan a estas olas y, aunque la mayoría de los viajeros no se atreverían a acercarse a ellas, hay muchos lugares para ver a la madre naturaleza hacer su magia.

29 – Monta a caballo por la playa

montar a caballo en lisboa

Si buscas cosas que hacer en Lisboa que se salgan de lo común, ¿por qué no haces una aventura a caballo?

Además de pasear por las rutas de senderismo, los recorridos a caballo dirigidos por profesionales también permiten explorar playas de arena suave e incluso incluyen una deliciosa comida para recargar las pilas.

30 – Vuela sobre la ciudad en un paseo en helicóptero

tour en helicóptero en Lisboa

Pasear por las vibrantes calles de Lisboa a pie, en tranvía o en coche es una cosa, pero sobrevolar la ciudad, sus distintos barrios y el río Tajo es una experiencia totalmente distinta.

Puedes elegir vuelos de diferentes duraciones no solo desde Lisboa, sino también sobre la Costa del Sol y las onduladas colinas de Sintra.

31 – Visita el hermoso palacio de Mafra

Excursión de un día a Mafra desde Lisboa

Aunque la ciudad de Mafra, en el oeste de Portugal, ofrece muchas cosas que ver, no hay que pasar por alto el Palacio de Mafra, uno de los palacios más grandes y extravagantes de Europa que cuenta con una biblioteca de 90 metros de largo, además de una gran cantidad de fascinantes piezas de arquitectura y arte.

A solo 45 minutos en coche de Lisboa, es una de las actividades de medio día más impresionantes.

32 – Saluda a las cebras en el zoo de Lisboa

Zoológico de Lisboa

Una actividad perfecta para familias viajeras (o cualquier persona que ame a los animales, en realidad), el zoológico de Lisboa es un éxito habitual entre los viajeros internacionales.

Desde que abrió sus puertas en 1884, el zoológico (también conocido como Jardim Zoologico), ha aumentado su colección a más de 2.000 animales, que abarcan más de 350 especies diferentes.

Con programas de enriquecimiento ambiental y de rescate de animales en peligro, el precio de la entrada se destina a una buena causa.

33 – Haz un tour en buggy por Sintra

paseo en buggy en Sintra
crédito a Extremo Ambiente

Sintra es un lugar que no puedes perderte si visitas Lisboa.

Por eso, la pregunta es: ¿cómo visitar esta región declarada por la UNESCO?

Por supuesto, es posible coger el autobús 434 hasta la cima de la montaña y pasear a tu ritmo, pero ¿dónde está la gracia?

Si quieres una aventura emocionante y especial, haz un recorrido en buggy todoterreno.

34 – ¡Siente la emoción del paracaidismo!

paracaidismo en Lisboa

¿Listo para la experiencia de tu vida?

A 9.000 pies de altura sobre Figueira dos Cavaleiros, las vistas son espectaculares.

Y, por supuesto, nada puede compararse a la sensación de total libertad e ingravidez de la caída en picado hacia la Tierra a una velocidad máxima con el viento en la cara.

Para rematar, después del salto podrás relajarte con una degustación de vinos y una comida abundante.

35 – Pasea por el distrito montañoso de Alfama

Barrio de Alfama, Lisboa

Con el castillo de San Jorge del siglo XI en lo más alto, el sinuoso y adoquinado barrio de Alfama es digno de una postal.

Es un lugar lleno de historia, cultura y tradición: mires donde mires te esperan agradables sorpresas, ya sean abuelas vendiendo Ginjinha, murales de arte callejero o simpáticos músicos callejeros.

Haz un recorrido a pie por este lugar que no puedes perderte.

36 – Asiste a una clase de cocina tradicional

clase de cocina en lisboa

Degustar todas las delicias de Lisboa es una cosa, pero para vivir una experiencia auténtica, ¡tienes que asistir a una clase de cocina!

Con un chef portugués al frente de la clase, los amantes de la comida aprenderán a preparar al menos tres platos diferentes, entre los que destaca el famoso Pastel de nata.

Además de las deliciosas comidas que se sirven al final, una clase de cocina también es una manera maravillosa de conocer a otros viajeros (y el vino sin duda ayuda a aliviar los nervios).

37 – Haz una cata de vino

tour del vino desde Lisboa

Aunque la región vinícola del Alentejo sin duda merece una visita, no es ni mucho menos el único centro vinícola cerca de Lisboa.

Los enófilos pueden embarcarse en tours centrados en el vino y visitar lugares como Setubal o Arrábida. Sin embargo, las catas de vino también pueden combinarse con recorridos gastronómicos, degustaciones de tapas y recorridos en bicicleta. Hay algo para todos los gustos.

38 – Visita la histórica Évora

Excursión de un día a Évora desde Lisboa

Con más de 2000 años de historia (de ahí su apodo de «La Ciudad de los Museos»), el popular destino de excursiones de un día de Évora es siempre un éxito entre los visitantes de Lisboa.

Évora es una de las ciudades más antiguas y encantadoras del país y está llena de lugares de interés. Sin embargo, el monumento más importante que no puedes perderte es la Plaza de Giraldo.

39 – Aprende sobre el arte del azulejo en el Museu Nacional do Azulejo

Museo Nacional del Azulejo, Lisboa

Ubicado en el Convento de Madre de Deus, de 500 años de antigüedad, el Museu Nacional do Azulejo es uno de los museos más singulares de Europa, centrado específicamente en los azulejos pintados a mano.

Durante la visita no te pierdas el recorrido interactivo del Taller de Azulejos y aprende cómo los artesanos crean estas impresionantes piezas de mosaico.

40 – ¡Haz un recorrido por tierra y agua en un tour anfibio!

recorrido turístico anfibio en Lisboa

Si quieres explorar Lisboa de una manera única e inolvidable, tienes que hacer un tour anfibio.

Desde el agua del río Tajo, pasarás por los distritos montañosos de Lisboa con una narración cómica e informativa durante el camino. A pie, por la calle, podrás visitar en profundidad varios distritos y monumentos famosos.

41 – Conduce por la ciudad en un coche eléctrico autoguiado

Tour autoguiado en coche eléctrico en Lisboa

Si quieres explorar el encanto de Lisboa con una visita guiada sin tener que interactuar con guías turísticos o compañeros de viaje, alquilar un coche eléctrico es la mejor opción.

Aunque la ruta sugerida por el GPS incluye paradas como la Catedral Sé, el Miradouro da Graça y Alfama, puedes, por supuesto, seguir tus instintos y explorar la ciudad a tu antojo.

42 – Hazte un selfie en la Praça do Comércio

Plaza del Comercio, Lisboa

La Plaça do Comércio, pintoresca, popular y llena de historia, es la plaza principal de la ciudad. Por eso, es una de las cosas imprescindibles que ver en Lisboa.

Después de ver los dos monumentos principales (el Arco de la Rua Augusta y la estatua ecuestre de bronce de José I de Portugal), tómate algo en una de las terrazas y disfruta de las vistas del río Tajo.

43 – Disfruta de las vistas desde los miradouros

Vista desde el miradouro en Lisboa

Con tantas calles empinadas, la lista de miradores, o miradouros, es insuperable.

Si no sabes por dónde empezar, busca el Miradouro da Senhora do Monte, el Miradouro da Graça, el Miradouro de Santa Luzia o el Miradouro de São Pedro de Alcântara.

Si quieres unas vistas un poco diferentes, tienes que ir al aprque Edward VII.

44 – Sube en el ascensor de Santa Justa

Elevador de Santa Justa, Lisboa

El popular ascensor de Santa Justa no solo conecta las calles más bajas de la Baixa con las calles más altas del Largo do Carmo, sino que también ofrece algunas de las vistas más panorámicas de Lisboa.

Si quieres hacer las mejores foto, móntate en este ascensor de hierro forjado antes del atardecer.

45 – Aprende la historia del Convento Carmo

Carmo Convent, Lisbon

Ee pie, de manera admirable, desde 1389, y uno de los pocos hitos que sobrevivieron al destructivo terremoto de 1755, el icónico esqueleto del Convento de Carmo es un ejempl de la historia y la resiliencia de Lisboa. En la actualidad, es un espacio museístico.

A solo 1 minuto a pie del elevador de Santa Justa, esta combinación de actividades es perfecta.

46 – Disfruta de las vistas en el Panteón Nacional

Panteón Nacional, Lisboa

El Panteón Nacional, una iglesia del siglo XVII, bella y única, alberga las tumbas de algunas de las personalidades históricas más conocidas de Portugal y, por eso, es una de las cosas que ver en Lisboa.

Además de su impresionante arquitectura centenaria, el edificio también tiene vistas a la ciudad y al río Tajo y es un maravilloso mirador.

47 – Saca a tu hipster interior en LX Factory

Azotea de LX Factory, Lisboa

La  LX Factory, en el barrio de Alcántara, es sin duda una de las zonas más modernas, urbanas y animadas de Lisboa. Es un maravilloso cambio de aires con respecto a las calles históricas de lugares como Alfama y Bairro Alto.

Además de la larga lista de opciones para comprar, comer y beber, la zona también cuenta con un festival de música electrónica durante los meses de verano.

48 – Pasea por los pasillos del Museo Nacional de Arte Antiguo

Museo Nacional de Arte Antiguo, Lisboa

Amantes del arte, tomad nota: a un tiro de piedra de las orillas del Tajo, el Museo Nacional de Arte Antiguo cuenta con una variada colección de pinturas, esculturas, cerámicas, grabados y muebles portugueses que abarcan desde la Edad Media hasta mediados del siglo XIX.

Con decenas de miles de piezas expuestas, además de exhibiciones temporales, ¡hay algo para todos los gustos!

49 – ¡Explora el Castelo de São Jorge!

Castillo de San Jorge, Lisboa

Encaramado por encima de Alfama como uno de los monumentos más conocidos de Lisboa, algunas partes del Castelo de S. Jorge se remontan, sorprendentemente, hasta el siglo I antes de Cristo.

Las murallas, las torres y la historia del castillo son excepcionales, pero nada se puede comparar con el magnífico panorama de Lisboa.

Ponte zápatos comodos para caminar, ¡tendrás que subir muchas escaleras y colinas!

50 – Pasa unas horas en el Museo de Ciencias Pavilhão do Conhecimento

Pabellón del Museo de Ciencias del Conocimiento, Lisboa

El Pavilhão do Conhecimento es una de las principales actividades de la tarde en los días en los que hace o demasiado calor o demasiado frío para explorar las calles de Lisboa. Cuenta con una gran variedad de exposiciones interactivas que prometen diversión y aprendizaje para niños y adultos por igual.

Las máquinas de mármol y garabatos son un éxito habitual entre los más pequeños, ¡al igual que la exposición Circuitos eléctricos!

51 – Explora la ciudad en un VW Beetle

Tour VW Beetle en Lisboa

Tanto si tienes pensado quedarte en la ciudad, descubriendo los famosos barrios de Alfama y Belem, como si estás a punto de hacer una excursión a Cascais o Sintra, podría decirse que no hay mejor manera de hacerlo que sentado cómodamente en la parte trasera de un Escarabajo descapotable de la vieja escuela.

Los conductores son amables, el sol brilla (casi siempre) y la experiencia es inolvidable.

52 – Disfruta de las exhibiciones en el Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología

Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología de Lisboa

Además de la increíble y diversa colección de exposiciones nacionales e internacionales que alberga este museo, la azotea del MAAT también acoge a menudo DJs en directo: con el resplandeciente Tajo a metros de distancia y un montón de locales para tomar una copa, es un lugar maravilloso para bailar mientras se pone el sol.

53 – ¿Rojo o negro? ¡Prueba tu suerte en el Casino de Estoril!

Estoril Casino

Escondido entre Lisboa y Cascais, el Casino de Estoril puede que no tenga los mismos letreros de neón ni las mismas suites para grandes apostadores que los casinos de Las Vegas, pero sí puede presumir de ser la insparación para el Casino Royale de James Bond y el mayor casino de toda Europa.

Si te apetece girar la rueda de la ruleta o probar suerte en el Blackjack antes de disfrutar del entretenimiento en vivo, Estoril es una buena opción.

54 – Pasa el día en Cabo da Roca

Excursión de un día a Cabo da Roca desde Lisboa

Tanto si combinas una excursión al Cabo da Roca con Cascais o Sintra, como si solo visitas este lugar, sigue siendo una de las mejores cosas que ver en la zona de Lisboa.

Amantes de la naturaleza, este lugar os encantará: además de ls vistas panorámicas de los acantilados escarpados y un océano de color azul vibrante, hay un antiguo faro que añade todavía más encanto y un grupo de playas escondidas y vacías.

Recuerda nuestras palabras: no encontrarás un lugar mejor para ver la puesta de sol.

55 – Consigue gangas en el mercado

Mercadillo, Lisboa

La Feira da Ladra, uno de los mercados más antiguos de Lisboa, que se celebra todos los martes y sábados, está repleto de recuerdos, ropa y antigüedades únicas.

También conocido como Mercado de Santa Clara, una visita rápida a este lugar te permite hacer una idea auténtica de las costumbres locales.

56 – Visita el Museu do Oriente

Museu do Oriente, Lisboa
crédito al Museu do Oriente

El Museu do Oriente es una colección pequeña pero de gran calidad de obras de arte, cerámica y artefactos históricos, principalmente asiáticos, y es una forma maravillosa de pasar una o dos horas.

Gracias a su ubicación en el paseo marítimo de Alcântara, no faltan cosas que ver, hacer o comer en la zona.

57 – Come hasta hartarte en Time Out Market

Time Out Market, Lisboa

¡Atención, amantes de la comida!

¿Y si te dijéramos que puedes probar todas las delicias de Lisboa y los productos básicos locales en un solo lugar?

Eso, amigos, es el Time Out Market, también conocido como el Mercado da Ribeira. En pocas palabras: un centro de más de 40 vendedores que sirven de todo, desde bacalao curado hasta croquetas y Pasteis de Nata.

58 – Coge el ferry de Cais do Sodre a Cacilhas

Excursión de un día a Cacilhas desde Lisboa

Situada al otro lado del Tajo, Cacilhas es una parte infravalorada pero llena de vida de Lisboa, con un montón de restaurantes listos para impresionar (echa un vistazo al restaurante Ponto Final).

Como posible itinerario, camina hasta la estatua de Cristo antes de recargar las pilas con una suculenta comida o cena en Ponto final, un lugar perfecto para admirar Lisboa desde el otro lado.

59 – Visita el Hard Rock Cafe Lisboa

Hard Rock Café Lisboa

Es difícil equivocarse con una visita a esta cadena de restaurantes y la franquicia de Lisboa no es una excepción.

Ofrece una colección de comidas deliciosas, bebidas fuertes y una lista siempre emocionante de entretenimiento en vivo.

Si ya has comido un montón de Pasteis de Nata y tienes ganas de una comida estadounidense, este es el lugar adecuado.

60 – Consigue una mesa para una cena con actuación de fado

Cena espectáculo de fado en Lisboa

El himno no oficial de Lisboa, la música de fado, un tipo de canto en vivo puedes ver en pubs, cafés y restaurantes, es el verdadero latido del corazón de la ciudad.

Este género musical, con 200 años de antigüedad, está tan arraigado en la cultura local que en 2011 fue reconocido por la UNESCO e incluido en su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial.

61 – Tómate una copa en Casa Independente

Casa Independiente, Lisboa

Acreditada por haber transformado Intendente en un distrito de fiesta, Casa Independente es un bar mágico con una acogedora terraza. Es, sin duda, uno de los secretos mejor guardados de Lisboa.

Si quieres pasar una buena noche de fiesta (y no estás preparado para el caos de Bairro Alto), este es el lugar perfecto apra empezar.

62 – ¡Tómate unas cervezas en un pub!

Pub crawl en Lisboa

¿Te apetece pasar una noche que nunca olvidarás (o, en realidad, que casi seguro que olvidarás)?

Las empinadas y empedradas calles de Bairro Alto están llenas de bares, discotecas y pubs y son el lugar ideal para disfrutar de una noche de fiesta y tomar algo.

Si viajas solo o quieres expandir tu círculo social, ¿por qué no haces un pub crawl por Lisboa?

¡Esperamos que esta lista de cosas que ver y hacer en Lisboa te haya gustado! Si quieres añadir algo, no dudes en dejarnos un comentario.

Si llegas a Lisboa en avión, es buena idea reservar un traslado desde aeropuerto para conseguir llegar fácilmente a la ciudad.

Echa un vistazo a las excursiones a la playa si llegas a Lisboa en crucero y tienes poco tiempo para pasar en la ciudad.

Y si aún no has reservado tu alojamiento, echa un vistazo a nuestro mapa con los hoteles y los apartamentos disponibles en la ciudad.

Como siempre, ¡disfruta de tu viaje!