best day trips from Dublin

Ah, Dublín, el núcleo de Irlanda. Tanto si vienes por las noches de bailes gaélicos en los pubs de Temple Bar como si vienes por los viajes literarios en los barrios cercanos al río Liffey, esta capital tiene todo lo que necesitas.

Pero, ¿qué pasa si quieres escapar del bullicio de la ciudad? Hay muchísimas excursiones desde Dublín. Algunas de ellas te llevarán hasta las costas atlánticas, mientras que otras te permitirán descubrir la antigua cultura irlandesa por diferentes pueblos en medio del campo y ciudades. Incluso hay excursiones que te llevarán a cruzar la frontera con Irlanda del Norte para visitar castillos de gran altura e historia. Echemos un vistazo a algunas de las mejores…

 

1 – Galway

Excursiones de un día a Galway desde Dublín

En el corazón de la antigua ciudad de Galway encontrarás pequeños pubs y tabernas. Todos ellos cuentan con música folclórica gaélica y los más lugareños más veteranos te contarán historias sobre los místicos anillos de Claddagh y las hadas irlandesas.

Además de pubs, tienes que visitar la ciudad antigua que en su día fue dirigida por gremios mercantilas. Tiene calles empedradas entrecruzadas y puertas centenarias. Todas ellas están situadas sobre las excavaciones arqueológicas de la Sala del Conde Rojo, una antigua torre medieval que data del siglo XIII.

¿Y que más puedes hacer cuando termines de beber Guinness y de descubrir el rico pasado de la ciudad de Galway? Galway es un condado de acantilados deslumbrantes, preciosas playas y ciénagas ondulantes que esperan a los aventureros.

2 – Wicklow

Excursiones de un día a Wicklow desde Dublín

Wicklow es un rincón impresionante de Irlanda. Desde cumbres nebulosas de las montañas de Wicklow hasta calas rociadas de sal a lo largo del mar de Irlanda, este condado tiene de todo: senderos para caminar sobre acantilados y valles glaciares salpicados por lagos reflectantes.

Situada en la capital del condado de Wicklow, se dice que Wicklow Gaol (la prisión de Wicklow) es uno de los edificios más embrujados del mundo. Cerca de Avondale House hay una gran mansión del siglo XVIII rodeada de arboledas de secuoyas gigantes.

Y, además de todo esto, está el Wicklow Way, donde podrás pasear por granjas de pastoreo y bosques. Todos estos lugares y muchos otros se encuentran justo al sur de la capital, por lo que hacer excursiones desde Dublín a Wicklow es muy fácil.

3 – Acantilados de Moher

Excursiones de un día a los acantilados de Moher desde Dublín

Los acantilados de Moher, que surgen del espumoso océano Atlántico, es un lugar que te dejará sin aliento. En su punto más alto, se elevan hasta la friolera de 214 metros. Se extienden en paredes de piedra y roca escarpada y se adentran en el mar como si fueran antiguos barcos vikingos.

Gracias a las excursiones desde Dublín a los acantilados de Moher, podrás descburir senderos como el Doolin Cliff Walk y encontrar impresionantes las mejores vistas de playas y calas bañadas por las olas. En la cima de los acantilados, también puedes escalar la histórica Torre O’Brien para contemplar la espectacular costa desde los miradores de una fortaleza medieval. Ah, y no te olvides de estar atento a los animales: la reserva de la UNESCO circundante tiene frailecillos, prados de flores silvestres e incluso mares nadados por delfines.

4 – Glendalough

Excursiones de un día a Glendalough desde Dublín

Las excursiones desde Dublín a Glendalough son su oportunidad de ver, de primera mano, por qué Irlanda es conocida como la Isla Esmeralda. En una amplia hendidura en medio de las montañas de Wicklow, este antiguo asentamiento cubre el llamado Valle de los Dos Lagos.

Allí, se encuentran restos monásticos que datan del siglo VI ocultos entre frescos y viejos robles. Verás la puerta de entrada al monasterio construida en granito, la Torre Redonda con picos revestida de pizarra y la austera Iglesia de San Kevin.

Pero las reliquias religiosas son solo la mitad de la historia, puesto que los senderos de la zona cruzan la cascada de Poolanass, antiguas rutas de peregrinación y cubren brezales en las cimas de las montañas para arrancar.

5 – Calzada del Gigante

Excursiones de un día a la Calzada del Gigante desde Dublín

Cruza la frontera con Irlanda del Norte y descubre un país de las maravillas costeras, como la famosa Calzada del Gigante, un tramo de costa formado por más de 40.000 columnas de basalto.

Todo se formó hace 60 millones de años, cuando las erupciones volcánicas sacudieron todo el Condado de Antrim. Sin embargo, los lugareños prefieren el mito gaélico, que habla de un poderoso gigante que forjó los paisajes a mano. Independientemente de lo que creas, hacer una excursión a la Calzada del Gigante te permitirá sentir el pulso del océano, contemplar las rocas dentadas y cruzar atrevidos puentes colgantes para llegar hasta los miradores.

Y todavía hay más. Los amantes del drama épico de TV Juego de Tronos seguro que reconocen la región. A tan solo un paso de la Calzada en sí hay lugares como las cuevas de Cushendun y la pintoresca aldea de pesca de Ballintoy, que aparecieron como lugares de rodaje. Pero puedes leer más sobre ellos a continuación…

6 – Lugares de rodaje de Juego de Tronos

Lugares de rodaje de Juego de Tronos en Irlanda

Antrim es conocido, sobre todo, por los escarpados miradores de la Calzada del Gigante, pero hay mucho más que ver en este impresionante condado de Irlanda del Norte. La capital del condado de Antrim, por ejemplo, está a poco más de dos horas en coche al norte de Dublín. Se extiende por Lough Neagh en un mosaico de jardines botánicos y castillos medievales semidestruidos.

Sin embargo, hay otra cosa que ayuda a situar Antrim en el mapa: la exitosa serie de televisión de HBO Juego de Tronos. Sí, en el condado se pueden encontrar muchos de los lugares de rodaje de esta épica fantasía.

Actualmente, hay excursiones desde Dublín dedicadas a visitarlos. Te llevarán a lugares como el puerto de Ballintoy, donde Theon Greyjoy fue bautizado. También puede haber excursiones a la cantera de Magheramorne, donde se instalaron la famosa muralla de hielo y Castle Black. También podrás visitar los Dark Hedges, que se convirtieron en el Camino del Rey en las temporadas uno y dos.

7 – Kilkenny

Excursiones de un día a Kilkenny desde Dublín

Las excursiones desde Dublín a Kilkenny son como un viaje en el tiempo. Te transportan a través del corazón de la Isla Esmeralda hasta una ciudad donde se encuentran iglesias con manchas de líquenes y agujas góticas en lo alto.

El castillo de Kilkenny, que tiene sus raíces en la época normanda, se erige en el centro de la ciudad. Alrededor de él, en la llamada Medieval Mile, encontrarás diferentes capillas, puentes arqueados y torres de vigilancia a lo largo del río Nore.

¡Podrás perderte en estos lugares y puede que te quede tiempo para ver un partido de tiro gaélico tradicional!

8 – Belfast

Excursiones de un día a Belfast desde Dublín

A tan solo dos horas, Belfast es el lugar perfecto para cambiar de aires. Los amantes de la diversión encontrarán cientos de cosas que hacer. Esta ciudad ha recorrido un largo camino desde el tumulto de los Troubles.

Actualmente, la atracción principal es el Titanic Quarter, donde podrás desentrañar el pasado del famoso transatlántico que se construyó en esta ciudad. En Cathedral Quarter, encontrarás animados bares y calles repletas de grafitti. En el Mercado de San Jorge, de época vitoriana, podrás probar panes de masa fermentada, pasteles artesanales e incluso curry indio con especias.

9 – Castillo de Blarney

Excursiones de un día al castillo de Blarney desde Dublín

Los visitantes que vayan de excursión desde Dublín al Castillo de Blarney podrán obtener el don de la elocuencia. Este castillo medio destruido y situado en lo alto de un verde acantilado en medio del condado de Cork, es el legendario hogar de la Piedra de Blarney.

Tendrás que inclinarte sobre el baluarte y besar la roca sobresaliente si vienes en busca de la elocuencia irlandesa. Pero hay mucho más en Blarney. Las excursiones suelen incluir viajes históricos para aprender sobre la poderosa dinastía Muskerry, paseos por jardines llenos de plantas venenosas y las vistas de una gran mansion baronial.

10 – El Burren

Las excursiones de un día a Burren desde Dublín

Cubre la friolera de 250 kilómetros cuadrados del condado de Clare y el condado de Galway, el extraño y sorprendente Burren es en la actualidad un parque nacional.

Los paisajes no son como los demás de la Isla Esmeralda. Por un lado, ¡ni siquiera son de color esmeralda! Se dice que esta zona cubierta de rocas y piedras talladas se parece a la superficie de la luna.

Las excursiones desde Dublín pueden ayudarte a descubrir la geología única de la región y son una oportunidad para subir hasta los miradores azotados por el viento sobre el Wild Atlantic Way.

11 – Castillo de Malahide

Excursiones de un día al castillo de Malahide desde Dublín

El castillo de Malahide se encuetra a solo 30 minutos al norte del centro de Dublín. Es un lugar fascinante de la antigua Irlanda, que viene coronado con torres enredadas y repleto de características de época.

El complejo tiene sus orígenes en el siglo XII. Durante más de 800 años fue el hogar ancestar de la familia Talbot, aunque el Gran Salón y los patios interiores están abiertos al público.

Las excursiones guiadas a través de los edificios revelan los distintos juegos de poder político y los momentos más influyentes que han ocurrido aquí. Mientras tanto, los jardines circundantes tienen casas de mariposas y paseos de hadas que harán que los más pequeños estén entretenidos.

12 – Cork

Excursiones de un día al corcho desde Dublín

Las excursiones desde Dublín a Cork te permitirán descubrir por qué es tan famosa la segunda ciudad de Irlanda. De hecho, si los lugareños se salieran con la suya, esta ciudad ocuparía el primer puesto.

Hablan de los antiguos orígenes vikingos y del centro de la ciudad, donde el mercado inglés del siglo XVIII está repleto de queso y pescado de la región, y las hermosas torres de St. Fin Barre se reflejan en el río Lee.

En las afueras, la cárcel de Cork es una muestra aleccionadora del duro sistema penal de los 1800, mientras que el gran condado de Cork se despliega con pintorescas aldeas y penínsulas salvajes.

13 – Connemara

Excursiones de un día a Connemara desde Dublín

Si quieres escapar del bullicio de la capital y cambiar a un lugar totalmente diferente, hacer una excursión desde Dublín a Connemara es justo lo que necesitas. Sí, estas excursiones te llevarán hasta una tierra de montañas y costas indómitas. Lleno de fiordos y enmarcado por las colinas de hierba y piedra, es una zona de Irlanda prácticamente intacta.

Puedes empezar con intrépidas caminatas por el Parque nacional de Connemara. Es un lugar salvaje de peñascos y valles llenos de lagos, salpicados de vez en cuando con iglesias de piedra o restos megalíticos. A continuación, puedes visitar una de las pintorescas aldeas de habla gaélica para disfrutar de una abundante comida irlandesa en una taberna calentada por el fuego.

14 – Valle de Boyne

Excursiones de un día a Boyne Valley desde Dublín

 

Hay pocos lugares en Irlanda que estén empapados por la misma leyenda y mito que el Valle de Boyne. Si te diriges hacia el norte, llegarás hasta esta región bucólica en una excursión desde Dublín. Además, pasarás por el asiento prehistórico de los antiguos reyes gaélicos en la Colina de Tara. A continuación, podrás contemplar las ruinas del monasterio cisterciense mientras navegas por la ciudad de Navan, que data de la época normanda.

Además de todo esto, se encuentra Bru na Boinne, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es anterior a la construcción de las Pirámides de Giza. ¡Tiene una edad estimada de más de cinco milenios!

Y si todo esto no es suficiente, puedes caminar por el lugar donde tuvo lugar la dura batalla del Boyne en 1690 y ver los castillos que utilizaban para defenderse de los franceses durante la época napoleónica.

15 – Anillo de Kerry

Excursiones de un día al Anillo de Kerry desde Dublín

Todas listas de deseos irlandesas incluyen el Anillo de Kerry. Aclamado como uno de los mejores recorridos del mundo, recorre la friolera de 111 millas y se extiende alrededor de los cabos de la costa oeste irlandesa.

A lo largo del camino, descubrirás rocas salpicadas de olas, penínsulas repletas de pinos e islas irregulares habitadas por frailecillos. En ocasiones, la ruta se adentra en bosques y lagos primitivos, todos ellos situados en valles de la era glaciar.

Es posible que no puedas ver todos estos lugares en una excursión desde Dublín, pero seguro que podrás disfrutar de las maravillas naturales que abundan en la región.

16 – Limerick

Excursiones de un día a Limerick desde Dublín

Especialmente conocido por sus versos humorísticos, Limerick es mucho más que una rima. Situada en la parte oriental del estuario de Shannon, esta ciudad combina grandes casas adosadas georgianas con edificios medievales.

Se trata de un centro histórico que ofrece lugares inmersivos como el Castillo del Rey Juan (un poderoso fuerte normando construido sobre un antiguo asentamiento vikingo). La catedral tiene la aguja más alta de la república. Además, podrás descubrir una escena gourmet en ciernes, que mezcla la cocina tradicional irlandesa con toques de la cocina asiática y francesa.

En resumen, ¡esta es una de las mejores excursiones de Dublín para los amantes de la comida y la cultura!

17 – Islas de Aran

Excursiones de un día a las islas Aran desde Dublín

Las excursiones desde Dublín a las salvajes islas de Aran te permitirán cambiar las calles de la ciudad por la naturaleza irlandesa azotada por el viento y las olas. Las excursiones suelen incluir un breve vuelo de 10 minutos desde el continente.

A continuación, podrás explorar los paisajes de acantilados escarpados, formaciones rocosas irregulares y praderas de hierba. Algunos de los restos arqueológicos más venerables del país se encuentran en las Islas de Aran, como las paredes de piedra de Dun Aengus. ¡Se cree que tiene 3000 años de antigüedad! Además, hay antiguas granjas y colmenas tradicionales y, además, cabañas de color blanco.

Si te interesa pasar un poco más de tiempo en este lugar de naturaleza primitiva, tienes la posibilidad de pasar la noche en las islas. Así, podrás disfrutar de B&B locales y viajar en el ferry desde la Bahía de Galway.

18 – House of Waterford Crystal

Excursiones de un día a House of Waterford Crystal desde Dublín

Piérdete en las historias de los antiguos colonos vikingos bajo las torres de vigilancia que han estado en pie desde la Edad Media en la ciudad más antigua de Irlanda: Waterford. Esta ciudad se encuentra a tan solo dos horas de la capital. Y aunque la herencia es rica e interminable, hay otra razón más por la que la gente acude en masa a este pintoresco puerto del río Suir…

Lo que encontrarás es la Casa de Waterford Crystal, donde se han realizado las exportaciones más famosas de Irlanda desde el siglo XVIII. Los visitantes pueden recorrer las salas de fusión y soplado de vidrio para ver el preciado cristal que se forma delante de sus ojos. También hay una tienda al final con raras creaciones de edición limitada de Waterford a la venta.

19 – Cuilcagh Legnabrocky Trail

Excursiones de un día a Cuilcagh Legnabrocky Trail desde Dublín

¡Ponte las botas y prepara los bastones para caminar! Si quieres cambiar el Temple Bar por el salvaje campo irlandés, tienes que hacer una excursión desde Dublín al icónico sendero de Cuilcagh Legnabrocky.

A caballo entre la frontera de la república y el norte, la ruta atraviesa pantanos y brezales. Finalmente, se eleva hasta una montaña desde la que podrás ver los campos agrícolas del condado de Fermanagh. Además, el final de la caminada (llamada la Escalera al Cielo) es digna de Instagram.

20 – Killarney

Excursiones de un día a Killarney desde Dublín

Por último, pero no menos importante, Killarney llama a la puerta de su propio parque nacional. Sí, la ciudad en sí es hermosa, con calles estrechas llenas de cafés coloridos y pubs. Pero los verdaderos tesoros están justo al oeste.

Allí se encuentra el Parque Nacional de Killarney, que se extiende alrededor de las aguas teñidas de carbón de Lough Leane. Este parque está repleto de laderas ondulantes de hierba verde y densos bosques de tejos. Serás recibido por ciervos colorados y carrucas bajo las torres del Castillo de Ross.

Puedes elegir senderos intrépidos que pasan cascadas y cumbres de montañas, o bien, puedes optar por montar en carros más románticos tirados por caballos que recorren los jardines de la elegante Muckross House. ¡Es tu aventura!

21 – Península de Dingle

Excursiones de un día a la península de Dingle desde Dublín

Llena de antiguas tradiciones irlandesas y bendecida con vistas deslumbrantes, la península de Dingle es una joya indiscutible de la costa atlántica. Desde las zonas arenosas de Dunmore Head hasta las crestas nubladas del monte Brandon, este lugar está listo para la aventura.

Puedes visitar la península en una excursión. Así, recorrerás playas resplandecientes y te adentrarás en picos neblinosos. Si no, también puedes optar por visitar las encantadoras piedras en pie, el castillo medieval de Rahinnane o los asentamiéntos monásticos en ruinas que son anteriores a los vikingos. ¡Hay un montón de cosas que descubrir!

22 – Donegal

Excursiones de un día a Donegal desde Dublín

Donegal, de habla gaélica, se encuentra entre las provincias más remotas de Irlanda. Saliendo hacia el Océano Atlántico, está salpicada por montañas de cuarcita y adornada de colinas robustas.

Las playas están vacías y bajan desde las dunas y colinas de guijarros hasta aguas ondulantes. Las cordilleras del interior están desoladas y son solitarias, con senderos para caminar donde no te encontrarás con nadie.

Pero antes de explorar todo eso, tienes que reservar algo de tiempo para visitar la ciudad de Donegal. Está coronada por un hermoso castillo y tiene acogedores pubs de piedra a lo largo del río Eske.

Como has visto, ¡hay muchas excursiones desde Dublín! ¡Irlanda es un país pequeño y se puede visitar fácilmente gracias a las excursiones!

¡Disfruta de la isla esmeralda! 🙂